El Mate

El Mate es una infusión acostumbrada en Argentina, Chile,Paraguay, Uruguay y el sur de Brasil. El recipiente en que se toma es conocido con el mismo nombre -mate- y los ingredientes básicos son: la yerba mate y agua. Los recipientes varían dependiendo del gusto del usuario. Los hay de calabaza y madera principalmente. La manera de llevar el líquido a la boca es a través de una "caña" llamada bombilla; esta puede ser de distintos metales o de carrizo. Lo importante es la forma ya que sirve de colador y succionador a la vez. A la preparación se le conoce como cebar y la persona que lo prepara es el cebador.

Los nativos del sur de América han tomado mate desde tiempos anteriores a la conquista. Cuando el -viejo mundo- llego a las tierras nuevas, la costumbre de la yerba mate les pareció un vicio y estuvo prohibida por un tiempo. Lo consideraban malo porque se tomaba muchas veces al día y la preparación requiere de atención y tiempo; por lo tanto ellos creían que la persona que la tomaba se volvía floja. A lo largo de la historia todo cambió y el ritual fue comprendido y asimilado.

La importancia del mate es subjetiva; independientemente del sabor agradable de ese amarguito ligero que se expande en el cuerpo. La costumbre es compartirlo con amigos y familia y pasar momentos relajados de platica y convivencia. Cuando una sola persona toma mate sirve para dar un espacio al dialogo interno.

La preparación o manera de servirlo es de lo mas importante, es un honor cebar el mate y ciertas personas son mas indicadas. El mate debe mantenerse con sabor agradable.

La preparación: Se sirve la yerba en el recipiente (2/3 partes), se tapa con la mano y se agita. El polvo fino que se queda en la mano se elimina y con cuidado se pone el mate a manera que la yerba quede en diagonal recargada hacia un lado. Ahora empieza la parte en que cada persona tiene sus preferencias de procedimiento, nosotros nos inclinaremos en este momento para poner la bombilla en el lado que hay menos yerba y verter el agua caliente (es importante que no sea demasiado caliente) sobre la bombilla en un chorro fino y constante. Con cuidado se ira mojando una parte de la yerba y otra quedara seca para que durante el proceso se pueda incorporar yerba nueva. La bombilla se mueve con cuidado en movimientos ligeros y circulares sin separar de la base del mate (nunca como una cucharita). Cuando el sabor se pierde se considera que el mate ya esta lavado y se reemplaza la yerba.

El mate amargo es conocido también como cimarrón, cuando se le agrega azúcar es mate dulce, al que se toma con agua fría se le conoce como tereré y existen muchas otras variantes; agregando otras hierbas o tomándolo con leche, etc.

El mate cocido se prepara a una proporción aproximada de 50 gramos de yerba mate por litro y medio de agua. Se hierve, se cuela y si se desea se le agrega azúcar. De esta manera también se puede tomar frío o caliente. Incluso se puede acompañar con leche. En la actualidad también se venden bolsitas de mate cocido para tomar a manera de té.

A su manera el MATE transmite que compartir y reflexionar siempre serán BUENAS COSTUMBRES.