PAclarar qué es un ecosistema es tan complicado como el

mismo ecosistema.

Las plantas y animales para su estudio necesitan ser organizadas; de manera que se puedan entender las relaciones que existen entre las formas de vida.

Para empezar a agrupar, se fueron clasificando las plantas de a cuerdo al tipo de clima en que se desarrollan.

Surge el problema de que a pesar de los climas similares, en cada continente las especies de plantas y animales son distintas. Entonces todo se vuelve relativo pero se necesita intentar entender. Los estudios se siguen enfocando en las plantas para poder encontrar la relación entre distribución y clima, los animales son el paso siguiente debido a su mayor complejidad.

 

Se hacen gráficos de las plantas y se catalogan, luego el ser humano se pregunta cuál es la relación entre éstas y el ambiente en que surgen.

Los mecanismos orgánicos incluyen un juego constante entre las poblaciones, están sujetos al cambio y el entorno determina conduciendo ese cambio.

Nos damos cuenta de que la vida es materia organizada; la estructura, la función y el medio son variables interdependientes.

La fisonomía de la vegetación es la respuesta al clima. La vida se hace posible gracias a esta relación.

Es importante saber que en fisonomías semejantes pueden existir especies distintas, entre las cuales las más predominantes serán las que caractericen la unidad.

Cuando hay una organización de plantas y animales la llamaremos comunidad.

Para expresar un sistema más complejo de factores que se relacionan entre si, la palabra será ecosistema.