2 + 2 = 5

México del Norte • Jorge Mújica

No saber sumar en Estados Unidos no es algo que cause sorpresa. Cientos de miles de estudiantes graduados de secundaria y preparatoria no saben, y aún así terminan trabajando en algún lado. Lo malo es que alguien que no sepa sumar pueda terminar no solamente con un buen trabajo, sino en uno donde las decisiones que tome afecten millones de personas.

Y esa es precisamente la intención de Jim Oberweis, precandidato Republicano al Senado de Estados Unidos por el estado de Illinois. El precandidato está poniendo anuncios en televisión advirtiendo que "10,000 ilegales cruzan la frontera cada día", y se ofrece (claro, si el voto popular lo favorece), a ponerle un alto a la inmigración desde el Senado.

El problema aquí no es la actitud conservadora de Oberweis, sino su total falta de entendimiento de la aritmética. Resulta que el número de inmigrantes que cruzan la frontera cada año, según la flamante Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía, es de poco menos de 350 mil. Dividido entre los días del año, el resultado es de menos de mil cada día.

Incluso el reaccionario y antiinmigrante Centro de Estudios de Inmigración calcula que hay aproximadamente 7 millones de inmigrantes indocumentados viviendo en Estados Unidos, que se han asentado aquí desde la última amnistía, allá por el 1987. Siete millones entre 14 años significa que han llegado un medio millón al año, unos mil 300 indocumentados al día. Aunque la cifra acumulada sea más alta, no llega a los "10,000 al día" que maneja Oberweis.

El manejo mañoso de la cifra se acompaña en los anuncios del republicano con una vista panorámica del estadio de los Osos de Chicago, para "ilustrar" que en una semana, la cantidad de indocumentados que entra al país podría llenar el estadio cada semana.

Si 10,000 personas pasaran cada día, se acumularían 300,000 en un mes, y más de tres millones y medio en un año. Dentro de dos años, para el 2006, se hubiera duplicado el número de indocumentados, y para el 2010 habría unos 60 millones de latinos en Estados Unidos. Ya para el 2015, dentro de unos 11 años, los latinos pasaríamos la mágica cifra de 100 millones, contando además conque a todos los jóvenes se les ocurre tener hijos. Si le seguimos así, entre inmigrantes y sus hijos, podríamos declarar oficialmente a Estados Unidos como México del Norte por ahí del 2025, dentro de unos 20 años, ya que llegáramos por ahí de los 150 millones, más de la mitad de la población total de Estados Unidos. Ya para entonces, unos ocho de cada diez mexicanos viviríamos en Estados Unidos.

No faltó quien le señalara el error a Oberweis, pero el republicano sigue firme. No retirará sus anuncios de la tele. Dice que "los indocumentados nos están quitando los trabajos y demandando servicios