El chocolate caliente mexicano es beneficioso para la salud

Los californianos solían pensar que el chocolate caliente era una bebida para niños, insulsa y aguada. El auténtico chocolate caliente mexicano está cambiando rápidamente esa percepción. Tradicionalmente, esta bebida preparada con leche verdadera, chocolate negro mexicano y especias como vainilla, canela y nuez moscada, es saboreada dos veces por día, durante todo el año, en la mayor parte de México y América Latina. Y ahora, está apareciendo en los menús más populares de California.

“El chocolate caliente mexicano es una forma deliciosa de lograr que las personas tomen la leche que necesitan”, afirma Jeff Manning, director ejecutivo de la Junta de Procesadores de Leche de California (CMPB). “La gente no tiene idea de la cantidad de calcio que está consumiendo.”

El chocolate negro es el compañero ideal de la leche fresca, no sólo por su sabor sino también por cuestiones de salud. Según un reciente estudio realizado en Harvard, el chocolate negro contiene elementos químicos que previenen la depresión y son buenos para el corazón. El chocolate caliente mexicano es una forma deliciosa de eliminar la tristeza del invierno y fortalecer los huesos al mismo tiempo, ya que al unirlo con la leche, se convierte en la mejor fuente natural de calcio.

 

Receta básica del chocolate caliente mexicano

  • 2 tazas de leche
  • 1 disco de chocolate mexicano (o 4 onzas de chocolate negro amargo)
  • 1 vaina de vainilla, cortada a lo largo

Caliente la leche y el chocolate en una cacerola. Raspe las semillas de la vainilla y agregue las semillas y la vaina a la leche. Remueva hasta que el chocolate esté derretido y la mezcla comience a hervir. Retire la preparación del calor y forme espuma con un molinillo (batidor de madera mexicano) o con un batidor de alambre. Sirva inmediatamente en tazas grandes.