Hablar español en casa frecuentemente ayuda a los niños hispanos a aprender inglés

Los padres de habla hispana pueden ayudar a que sus hijos se preparen mejor para la escuela y sentar las bases para el aprendizaje del inglés, dedicando más tiempo a la lectura, la conversación y la interacción en su idioma natal. Este es uno de los resultados de un estudio preliminar realizado por HABLA, programa de apoyo educacional de Orange County, California.

Los hallazgos del estudio de HABLA forman parte de un creciente número de evidencias de que los niños hispanos en edad preescolar son más propensos a adquirir fluidez y habilidades de lectura y escritura en inglés, si cuentan con una base firme en el idioma que se habla en sus hogares. Para los padres que emigran a este país y quieren que sus hijos aprendan inglés, esto significa que no tienen que aprender inglés ellos primero.

El programa HABLA­siglas de Home-Based Activities Building Language Acquisition fue fundado en el año 2001 por la Dra. Mann, profesora de Ciencias Cognitivas de la Universidad de California, Irvine. El mismo ha ayudado a más de 350 familias en su mayoría inmigrantes mexicanos aquejadas por la pobreza, el bajo nivel educacional y las barreras idiomáticas. El programa incrementó la interacción verbal en los hogares de niños latinos con desventajas económicas, y edades entre 2 y 4 años.

La Comisión de Niños y Familias de Orange County ha suministrado la mayor parte de los fondos de financiamiento del programa HABLA (hasta la fecha, más de $1 millón). Entre las innovaciones de HABLA figuran la participación de profesores y estudiantes universitarios en una intervención precoz en el hogar, para promover la preparación escolar en los niños latinos necesitados; y la contratación de latinos por parte de HABLA para trabajar como visitantes a domicilio, financiada por fondos de colaboración creados por agentes federales, estatales y locales, así como el programa y estudio de trabajo de AmeriCorps.

En este momento, la disposición para la lectura de los niños procedentes de familias de habla hispana es importante para los educadores y familias de toda la nación. En el año 2000, los hispanos conformaban más del 17 por ciento de la matrícula total en las escuelas públicas estadunidenses.

HABLA tiene como objetivo preparar debidamente a los niños pequeños antes que se surja un problema idiomático. Cuando los padres no les leen a sus hijos, no conversan frecuentemente con ellos, ni practican juegos lingüísticos, los niños no hablan ni escuchan como es debido. HABLA es un sitio homólogo acreditado del National Parent-Child Home Program (PCHP) uno de cinco existentes en California, y uno de los 143 en todo el mundo.

El programa no sólo contribuye a la creación de ambientes de aprendizaje para familias de bajos ingresos, sino que también constituye un ahorro del dinero de los contribuyentes.