CÁNCER COLORRECTAL: LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN TEMPRANA

El mes de marzo es el mes de concientización sobre el cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal, que incluye los cánceres de colon y del recto, es el segundo cáncer de mayor mortalidad tiene en los Estados Unidos, después del cáncer de pulmón. Afortunadamente, los cánceres colorrectales son muy tratables si se diagnostican pronto. De hecho, la tasa de sobrevivencia para personas con cáncer colorrectal tratado en las primeras fases, es de más del 90 por ciento según datos de la Sociedad Americana del Cáncer.

“Todas las personas que tengan un nivel de riesgo mediano de desarrollar cáncer colorrectal deberían comenzar a hacerse pruebas cuando alcancen la edad de 50 años”, comentó Joshua Ellenhorn, M.D., doctor de la División de Cirugía en el Centro de Cáncer de City of Hope en Los Angeles. “Las personas que tienen más riesgo de desarrollar cáncer colorrectal deberían hablar con sus doctores sobre comenzar a hacerse pruebas más temprano o más a menudo”.

Los factores de riesgo asociados con el cáncer colorrectal incluyen:

• Historial personal de cáncer colorrectal, de una enfermedad intestinal o pólipos

• Historial familiar de cáncer colorrectal

• Tener una edad superior a los 50 años

• Una dieta compuesta principalmente de alimentos con alto contenido en grasas.

El Dr. Ellenhorn sugiere reducir el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal al hacer ejercicio de forma regular, comer una dieta rica en frutas, vegetales y panes integrales y limitar el consumo de alimentos con alto contenido en grasas.

Algunos estudios también sugieren que tomar suplementos que contienen ácido fólico, folate o calcio pueden reducir el riesgo de cáncer colorrectal.

Es muy importante hacer exámenes y conocer los factores de riesgo del cáncer colorrectal debido a que muchos de los síntomas a menudo no aparecen hasta después que ha avanzado la enfermedad. Aunque el cáncer colorrectal puede no ser la causa, contacte con un doctor si aparecen cualquiera de los siguientes síntomas:

• Un cambio en los hábitos al excrementar que dure más de unos pocos días

• Sangrar en el recto

• Sangre en el excremento

• Retorcijones o dolores de estómago persistentes

Para más información sobre la investigación, tratamiento y pruebas para detectar el cáncer colorrectal, contacte con el Centro de Cáncer de City of Hope llamando al número 1-800-826-HOPE o visite el sitio web www.cityofhope.org.