Carta de opinión

Por: Andrés Avila

Gracias a Dios y a su preferencia LA BAMBA discotheque sigue en pie.

LA BAMBA discotheque informa al público en general que el incidente ocurrido el domingo 19 de febrero del 2006, en el cual lamentablemente perdió la vida el joven Rogelio Reyes, de tan solo 14 años de edad y resultó herido Saúl Rodríguez, de 18, ocurrió en la intersección de US33 y Greene Road, de Goshen.

La organización LA BAMBA lamenta profundamente lo sucedido. Digo organización porque no somos 5 ni 10 personas; somos una organización de 600 a 800 individuos, compuesta por jóvenes y los padres de familia de estos jóvenes que vienen a disfrutar en un ambiente sano cada sábado por la noche. La Bamba resultó afectada pública y moralmente por los medios de información pero sabemos que los padres confían y creen firmemente en este lugar. A lo largo de casi 2 años lo hemos demostrado, esforzándonos al máximo, sin fines de lucro, por ofrecer a nuestros clientes jóvenes lo mejor para ellos.

Queremos informar que este tipo de problemas no empezó el domingo 19 de febrero; estos problemas comenzaron hace unos años atrás.

Esta organización lanza esta campaña de información, porque queremos seguir ofreciendo nuestros servicios a todo el público en general, como hasta ahora lo hemos hecho. Seguiremos con nuestro horario normal cada sábado, de 9:00 p.m. a 3:00 a.m.

Por qué este horario? La comunidad se pregunta, la respuesta la tienen los padres de familia.

Mientras los padres de familia no se preocupen por sus hijos, el problema continuará, no importa a qué hora cerremos.

Los padres de familia creen que el sueño americano es darle a nuestros hijos lo que nosotros no tuvims en nuestros países de origen.

Qué es lo que no tuvimos? Un carro quizá o truck último modelo, joyas, ropas de marca, tintes de pelo, una casa propia, tarjetas de crédito, comer tres veces al día, computadora en casa, juegos electrónicos?

No!! padres de familia, esto no es el sueño americano, porque para lograr todo lo anterior tenemos que, como pareja vivir para trabajar! Y es todo lo contrario, es trabajar para vivir; es por todo eso que nuestros hijos crecen sin la supervisión y educación adecuada y lo que es más importante, sin ser escuchados y comprendidos, pues los padres de familia la mayor parte del tiempo lo pasamos trabajando. El sábado por la tarde o el domingo lo queremos compensar comprándoles algo material. Es así como tratamos de darles el sueño Americano.

Padres de familia, no tratemos de tapar el pozo cuando el niño o el joven ya cayó en él.

No tratemos de culpar al amigo o a la amiga de nuestros hijos, ya que ellos están igual o peor; nosotros no tenemos tiempo para escucharlos, pero hay quien los escucha y los entiende, sus amistades.

Para educar a nuestros hijos tenemos que empezar con ellos desde que comienzan a tener uso de razón. No los queramos educar o corregir cuando ya tienen 10 o 15 años, ya es demasiado tarde; lo único que vamos a obtener es todo lo contrario de lo que nosotros queremos de ellos.

La organización LA BAMBA y toda la comunidad lamentan lo ocurrido, y le pedimos a DIOS por todos los padres de familia que están pasando por estos momentos tan difíciles, para que esto no ocurra nuevamente, por el bien de toda nuestra juventud hispana.

Todo esto lo comentamos por experiencia propia.

Atte, Andrés y Alicia Avila • Cell 329-2343