Iglesias protegerán a inmigrantes

Dirigentes de diferentes organizaciones religiosas del país aseguraron que no acatarán un proyecto de ley que les exige pedir documentación legal a los inmigrantes antes de darles ayuda, aun cuando el Congreso apruebe la iniciativa.

El arzobispo de Washington, Theodore McCarrick manifestó en una conferencia de prensa que reunió a líderes católicos, evangélicos, protestantes y judíos que estarán dando instrucciones a los párrocos para que sigan ayudando a la gente que no tiene legalización.

“Las leyes no pueden prohibir que se le preste ayuda a la gente buena”, agregó en la conferencia donde líderes de otras confesiones religiosas coincidieron en ese planteamiento.

Un proyecto de ley del legislador republicano James Sensenbrenner, aprobado en diciembre por la Cámara de Representantes, demanda que organizaciones sociales como las iglesias pidan a los inmigrantes documentación legal antes de proveerles algún tipo de ayuda, y prevé penas para quienes eviten hacerlo.

La iniciativa, conocida también como la HR4437, empezará a ser debatida por el Panel Judicial del Senado.

“Estamos en favor de una ley de migración que resuelva el problema de los inmigrantes [indocumentados] la Iglesia está a favor de leyes que regulen la migración, pero mirando en cada persona la cara de Cristo Jesús”, dijo el cardenal Roger Mahony, después de dirigir la ceremonia del Miércoles de Ceniza en la catedral angelina.

El cardenal resaltó que éste es el momento adecuado para declararse en contra de cualquier propuesta de ley que tenga un perfil contra los inmigrantes no sólo porque se discutirá en el Senado, sino porque es época de Cuaresma y hay que reflexionar sobre las enseñanzas de Jesús.

“Este anuncio es importantísimo porque la Iglesia y el cardenal son la voz moral de la sociedad y que pidan leyes justas tiene mucho peso. Durante el servicio [del Miércoles de Ceniza] el cardenal pidió que las leyes tienen que ser justas e ir con las leyes de Dios”, dijo Angélica Sala, directora de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA).

“Creo que la Iglesia está actuando responsablemente al decir que como católicos debemos apoyar a los inmigrantes”, y señaló “ que necesitan hacer estas declaraciones por si acaso hay personas que están indecisas sobre el tema para que sepan cuál es la posición cristiana”.

Si la propuesta de Ley HR4437 llegara a pasar en el Senado, las personas que ayuden a los inmigrantes indocumentados enfrentarían hasta cinco años de prisión, pero esto no asusta ni a Mahony ni al resto de servidores de las Iglesias que aseguran que continuarían dando todo tipo de servicios, como albergue, comida, atención médica y transporte a centros de trabajo.

En Boyle Heights, el padre Miguel Kennedy de la parroquia de la Misión Dolores inició su día a las 6:00 a.m. con un servicio dirigido a los inmigrantes indocumentados que buscan albergue cada noche en la pequeña iglesia. Dijo que aunque la ley de los hombres cambie, la ley de Dios de ayudar al prójimo sigue vigente.