El pueblo en todo lugar está hablando claro y duro, y está expresando su opinión acerca de muchos asuntos. En los Estados Unidos dos de los puntos principales son las políticas anti-inmigrante que se debaten en el senado, pero también ha habido protestas contra la guerra en Irak.

Alrededor del mundo ha habido manifestaciones contra la guerra en Irak, la cual continúa girando en torno al petróleo, el dinero y el poder. Sin embargo, el otro asunto que pasa al frente es el relacionado con el agua, el dinero y el poder. Es muy interesante que la ecuación sigue siendo la misma, solo uno de los factores cambia.

Por lo tanto podemos afirmar que hoy en día los poderes globales controlan los asuntos que afectan a la gente común en sus lugares nativos y es el mismo poder que contrata la fuerza militar para imponer su voluntad sobre las vidas de muchos.

Los inmigrantes han decidido mostrarse en forma abierta en EU y mostrar su poder numérico; pero a su vez, todos los sectores financieros del país has admitido que no pueden sobrevivir sin la presencia de los inmigrantes legales o indocumentados.

La agro-industria, cámaras de comercio, negocios e instituciones financieras están cabildeando ahora a fin de afectar las discusiones del senado en torno a doce millones de indocumentados que están ayudando a construir la economía en este país.

Y los que están creando las políticas, están escuchando? Tal vez, o tal vez no. Si tomamos como referencia lo que acaba de ocurrir en Indiana, encontramos que los legisladores decidieron vender el presente y futuro del estado rentando parte del “Indiana Toll Road”, a una compañía extranjera. El clamor de la gente de Indiana que se oponía a este negocio, fue ignorado.

Durante los últimos cuatro años, tanto en EU como en el exterior ha habido múltiples demostraciones en contra de la Guerra en Irak. Ultimamente en Estados Unidos algunos han amenazado con no pagar impuestos, ya que estos son usados para financiar la guerra. Si esto se hiciera, podría marcar una diferencia.

También en Francia miles de jóvenes están protestando las políticas laborales injustas en su contra. El gobierno se inclinó a favor de los empleadores y en contra de los jóvenes empleados. La mayoría del país ha empezado a escuchar y todo el país está participando en el asunto.

No veo todos estos conflictos con pesimismo; al contrario, creo que hay mucha esperanza. Sería una tragedia si la gente continuara quedando fuera de las discusiones por ignorancia o negligencia; por el contrario, veo el despertar de los pueblos en todo lugar. Una vez ellos se dan cuenta que sus vidas están siendo directamente impactadas por las decisiones de unos pocos, el pueblo se alista para la acción.

Puede verse como preocupante el que haya tanto descontento en el mundo, pero es muy saludable que en todas partes del globo la gente desee quitarse de encima los superpoderes que piensan que ellos son tontos , o que no saben lo que les conviene.

Este es el mejor de los tiempos! Tan solo únase al diálogo y la acción.