La Columna Vertebral

Dar para recibir

Por Karina Flores-Hurley

En todos los lugares del mundo y en todas las relaciones humanas que existen, se aplica lo siguiente: un tanto de lo que tú das, es lo que esperas recibir en algún momento de tu vida. Estados Unidos no es la excepción. Este país abrió sus puertas para que muchos inmigrantes lograran el “sueño americano” y hoy, son estos mismos inmigrantes quienes retribuyen al sistema a través del pago de impuestos.

Así que para este 15 de abril, millones de latinos ya habrán declarado sus impuestos, los cuales, vale la pena recordar, sirven para cubrir los salarios de los puestos públicos, los gastos médicos por emergencia, la educación pública, los fondos para la jubilación, entre otros.

Sin embargo, son muchos los inmigrantes que aún piensan que la falta de un número de seguro social o de un estatus migratorio es impedimento para pagar sus impuestos, o que, en todo caso, podría afectarlos de manera negativa. Resulta comprensible que muchos indocumentados tengan miedo de ser reportados al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) a través de la entidad responsable del pago de impuestos, el IRS.

“Lo que el IRS busca es ayudar e incentivar el pago de impuestos de todos los inmigrantes, independientemente de su estatus migratorio”, afirma el licenciado experto en inmigración, Jay Marks. Por el contrario, aclara, no hay forma de saber si el día de mañana ambas entidades seguirán operando de manera independiente.

Solo se sabe que, hoy por hoy, los inmigrantes que no tienen un seguro social o un estatus migratorio, también pueden pagar sus impuestos a través de un ITIN, o numero de identificación personal del contribuyente, el cual se puede obtener fácilmente contactando al IRS.

Así que si todavía no ha pagado sus impuestos, piense en las ventajas de hacerlo. El reembolso del pago de impuestos, por ejemplo, es una de estas. “Como se trata de un dinero que no se tenía previsto”, dice Eduardo Sayán, director de mercadotecnia y experto en educación financiera, “lo recomendable es utilizarlo como un ahorro.”

Además, el pago de impuestos representa otros beneficios adicionales. Sin ir muy lejos, tenerlos al día es uno de los requisitos principales para obtener un estatus legal en este país.

“Yo pago impuestos aunque no tenga papeles porque si en algún momento se aprueba una ley para los indocumentados, yo podría arreglarlo porque estoy al día con mis impuestos. Pero también porque es mi forma de agradecer y pagarle a este país que tanto me da”, me comentó una inmigrante colombiana que trabaja como niñera. “Muy cierto”, respondí.

Para información sobre el proceso de declaración de impuestos, llame al IRS al

1-800-429-1040.