El amor es la vida, y la vida es amor;

engendra la locura y abre paso al delirio;

purgatorio de goces y cielo de martirio;

su dolor es tan fuerte, que su dicha es dolor.

 

Va abriendo paraísos y cerrando ataúdes;

con puñales y flores hace ramos dorados...

Es el mayor pecado de todos los pecados,

y la virtud más grande de todas las virtudes.

 

El amor es el perfume, y el néctar, y es veneno;

es camino de rosas y es camino de cieno;

es un rayo de luna besando un corazón...

 

Es débil como un niño, como un Hércules fuerte;

el amor es la flecha que nos causa la muerte

y tiene el privilegio de la resurrección

Joaquín Dicenta