La Guerra continúa y la economía en EU no mejora, sin embargo seguimos viendo que el asunto de la inmigración está en el centro de las discusiones políticas.

El enfoque es completamente diferente, dependiendo del nivel en que el tema sea utilizado.

A nivel local y estatal, el tópico se usa como el escalón para mejorar posiciones políticas. Por ejemplo, el alcalde de Hazleton, Lou Barletta decidió nominarse para el congreso. Su posición frente a la “inmigración ilegal”, le ha dado popularidad instantánea, aunque los problemas legales y económicos derivados de su decisión aún tienen que ser solucionados.

Mientras tanto los candidatos presidenciales danzan alrededor del asunto sin dar nunca declaraciones claras respecto a como “resolverían” el problema.

De hecho, ninguno de los candidatos ha dicho como va a solucionar varios de los puntos en la agenda. Las presentaciones han estado rodeadas de mucha información repetitiva, como la que se tiene con las estrellas de cine; preguntas respecto a su forma de vestir, con quién están casados, qué religión practican, etc. se han convertido en el centro de interés del público. Claro está que tomo esto ha sido rodeado de jugosos comentarios relacionados con infidelidades y asuntos maritales.

La cuestión de quién y cuánto han aportado a cada uno de los candidatos, los que hacen cabildeo, sería de mucho interés para cualquiera de los votantes, ya que dejaría ver como se van a establecer políticas y quién va a controlar el país, pues ninguno de los candidatos ha hablado de cuál será su acción política, ni sus palabras han sido sustentadas por datos factibles, para saber a quien le pertenecen.

La vaga referencia acerca de detener la guerra sacando las tropas, no se enfoca en el hecho que EU tiene una sobreproducción de armamento, inteligencia y entrenamiento militar que produce mucho dinero, por lo tanto, que está relacionado con la economía general.

Las grandes compañías que derivan sus ganancias de su apoyo a la industria militar tendrían que cambiar su forma de hacer negocios. Hoy en día, muchas de las actividades que se realizan en tierras extranjeras son pagadas por los militares y ejecutadas por los grandes negocios. La comida, medicina, vestuario, mobiliario, carros, etc, son tan solo una muestra de las cosas necesarias para sostener más de 70 bases militares en todo el mundo, siendo el mayor gasto el de lugares con conflictos armados, tales como Irak, Afganistán, Colombia y otros.

Comparado con estos “asuntos grandes”, el tema de la inmigración es solo una distracción en esta o cualquier elección.

Los inmigrantes, la gente pobre en cada país y mucha de la gente en los Estados Unidos, continuará viendo sus vidas decayendo, mientras los ‘grandes” negocios no se discuten.

Por ahora voy a prender la TV y buscar respuestas. Creen que encontraré alguna?