Hoy en día vivimos en una era tecnológica, rodeados de medios digitales y audiovisuales. Como consecuencia la mayor parte de la población ha dejado a un lado el hábito de la lectura. Los niños se la pasan horas viendo televisión, jugando videojuegos o en internet, pero ¿cuánto tiempo le dedican a la lectura? ¿Qué pueden hacer los padres para fomentar el hábito de la lectura en los niños, ya que este hábito no es tan común como antes? Bueno, pues una posible solución para acercar a los niños de una manera divertida, interesante, educativa y entretenida al maravilloso mundo de la literatura puede ser utilizar uno de los géneros literarios más viejos que son Las Fábulas. Con este divertido género en el cual los relatos son breves, son de ficción, y es protagonizado por divertidos personajes que regularmente son animales que hablan, cuentan su historia en forma de prosa o verso, tienen una intención didáctica, la cual identificamos generalmente al final del texto en lo que se conoce comúnmente como “moraleja” la cual está implícita en el relato, podemos fomentar el hábito y el gusto por la lectura entre los más pequeños del hogar.

 

ARTES Y OFICIOS