Abundan las oportunidades de intercambio exitoso con México, según la teniente gobernador Skillman

En este mes encabecé una delegación de líderes de la agroindustria y alimentos de Indiana, a México, en una misión de desarrollo económico de intercambio. Como ha sucedido en misiones pasadas que hemos encabezado el gobernador Daniels o yo, exploramos varias oportunidades para nuestras compañías de alimentos y agricultura, así como para los trabajadores de Indiana. Estas misiones nos ayudan a construir relaciones y hacer contactos de exportación que agranden este sector económico tan importante en Indiana.

México es el segundo país destinatario de exportación de productos de agricultura tanto de Indiana como de los Estados Unidos, así que fue una buena decisión visitar este país tan diverso. Durante la estancia, nuestros delegados se reunieron con ejecutivos agricultores y oficiales en la Ciudad de México, así como en los estados de Hidalgo y Veracruz. Como ocurre en los Estados Unidos, cada estado tiene sus propias metas y retos en el tema de la agricultura. Por ejemplo, en Hidalgo descubrimos oportunidades para que Indiana colabore con compañías de biotecnología mexicanas, una industria que aún se enfrenta a una percepción pública negativa en ese país. En Veracruz, un estado con abundante caña de azúcar y aceite de palma, discutimos su deseo de tomar provecho de la industria global de biocombustibles.

Destacó en esta misión de intercambio el número de delegados académicos que viajaron con nosotros. Miembros de cuatro universidades destacadas de Indiana, incluyendo catedráticos y estudiantes de Purdue University, Indiana University, Ivy Tech Community College y Ball State University, tuvieron intercambio con sus contrapartes en dos instituciones prominentes mexicanas. Me reuní con los delegados académicos para firmar sociedades formales entre sus escuelas, la Universidad de La Salle y la Universidad Autónoma de Hidalgo, la cual abrirá sus puertas para intercambios de estudiantes y maestros.

Después de una semana ocupada de reuniones y tours, los delegados y yo volamos de regreso a Indiana, sabiendo que nuestro esfuerzo de construir relaciones con nuestros semejantes mexicanos fue exitoso. Sin embargo, lo que más recuerdo de mi tiempo en México es la gente. Todas las personas que conocimos eran extremadamente amables y hospitalarios. Su orgullo nacional siempre fue evidente, y tienen razón de estar orgullosos de un país sembrado de tradición e historia. Recuerdo con gratitud las relaciones que formamos en México, y espero que tengamos la oportunidad de ser anfitriones de sus representantes en Indiana muy pronto.

Si quiere aprender más sobre la misión de intercambio, y para ver una presentación de diapositivas del viaje, visite mi página web en http://www.in.gov/lg/files/Mexico_Trade_Mission_Slideshow(1).pdf <http://cl.exct.net/?

.