Con o sin dinero, lo que sabes es lo que vales

Hoy en día estamos conscientes de lo difícil que es continuar estudiando; ¨La pirámide del saber¨  se hace angosta al acercarse a la cima, pues  son pocos a los que se les da la oportunidad.

    Cuántos joven inteligentes abandonan sus estudios en el camino por falta  de oportunidades apoyo y convicción; aquel que pudo ser un excelente médico cirujano, bioquímico, o licenciado. Se han quebrantado todas estas metas con el conformismo de ganar dinero fácil  siendo  un  simple empleado.

    Cuántos de nosotros vamos a la escuela porque nos mandan, forzados y sin ganas?  Son pocos los que ocupan las aulas por amor a los libros, por convicción e iniciativa propia.

    Eata vez queremos destacar a Martín Fuentes, del grado 12 de G.H.S.  Su afán es cambiar un poco la imagen del hispano en este país y representar a nuestra gente de calidad. Joven de pocos recursos económicos y espíritu noble, perseverante en sus estudios, familia y el deporte. Agradecido con este país y la gente que apoya a todo estudiante latino, se prepara para ser un profesional y así servir mejor a nuestra sociedad.

Martín:

1º ¿Quién te anima y te impulsa a estudiar?

Mi mamá, pues siempre me motiva con sus palabras de aliento; mi abuela, con sus visitas constantes;  mis tíos que siempre me comprenden y están conmigo a falta de mi padre.

2º ¿ Donde has recibido apoyo?

En la high school, con mis maestros y mis compañeros. A nuestros maestros realmente les interesa que los estudiantes progresemos.

3º ¿Cuándo decidiste optar por estudiar seriamente ?

Cuando descubrí que el saber es mas valioso que todo el dinero; por que con tu profesión eres tú quien vale, no el dinero. Con o sin dinero vales, por que eres un profesionista.

4º ¿Por qué quieres continuar?

Porque puedo adquirir mejores herramientas para mi futuro y así poder tener mejores oportunidades en la sociedad.

5º ¿En quien te inspiras?

En Bethoven, Einstein y Benito Juárez, quienes reflejan el cambio en sus vidas por el estudio.

Padres lectores, no hay mejor herencia que el estudio; es un sacrificio sublime, aún más cuando la adversidad de la vida te grita: ES IMPOSIBLE!!

Jamás digan a sus hijos que el estudio es una pérdida de tiempo, mejor vayan al lado de ellos y sean sus compañeros de metas y de logros.