En muchos lugares de latinoamérica, recursos como el agua potable siguen siendo un lujo para muchos. En Santa Inés, una comunidad rural de Nicaragua, la niña espera para juntar agua para su casa en la toma de un vecino. En el noreste brasileño las familias caminan largas distancias para traer agua sobre sus hombros. Es un proceso arduo que toma mucho tiempo y esfuerzo. Fotos cortesía de MCC. Fotógrafos Mattew Laster (Brasil) y Jenna Stoltzfus (Nicaragua)

Desconcierto ante la “Niña”

Todavía es dificil prever los efectos locales del fenómeno climático de La Niña, responsable de catastróficas inundaciones y sequías en América del Sur. Ya hay casi un centenar de muertos y millones de damnificados.

La Niña y El Niño son las fases extremas de un fenómeno oceánico-atmosférico conocido como “El Niño Oscilación del Sur” (ENOS), que ocurre en la zona ecuatorial del océano Pacífico, con una frecuencia de entre dos y siete años.

La Niña se caracteriza por el enfriamiento atípico de las aguas superficiales del mar y el incremento de los vientos alisios, que viajan de Oriente a Occidente sobre la franja del Ecuador. El Niño posee características opuestas: calentamiento de las aguas y debilitamiento de los vientos alisios.

“Casi todos los países de América del Sur tienen un conocimiento bastante cabal de la pluviometría asociada a la presencia de El Niño y La Niña en sus respectivos territorios “, aseguró Jorge Carrasco, jefe del Departamento de Meteorología y Climatología de la Dirección Meteorológica de Chile. No obstante, “hay que tener en cuenta que la interacción de la atmósfera con el océano no es lineal y eso hace que un evento de El Niño o La Niña nunca sea idéntico a otro”, declaró Rosa Compagnucci, profesora de la Universidad de Buenos Aires. “Aunque se pueda pronosticar con relativa antelación y bastante certeza la ocurrencia de un evento resulta más difícil determinar el impacto local”, añadió.

“A corto plazo es importante fortalecer el sistema de alerta temprana”, admitió Gualberto Carrasco, jefe de la Unidad de Climatología del Servicio Nacional de Meteorología de Bolivia.

Jorge Carrasco reconoce que se podría hacer un mayor esfuerzo para informar de forma sencilla a la población sobre los pronósticos de sequías e inundaciones, para que ésta se prevenga mejor. “Existe suficiente información en términos de diagnóstico y predicción de estos fenómenos. Hay datos disponibles para la toma de decisiones tanto a nivel gubernamental como personal”, enfatizó.

Patricio Aceituno, de la Universidad de Chile, agregó que “hoy se discute cómo preparar programas” para adaptarse y mitigar el cambio climático causado por la humanidad. “Habría que insertar esos programas en planes permanentes de mitigación y manejo de situaciones climáticas extremas, como sequías e inundaciones”. “Sobre los cambios climáticos que van a ocurrir en los próximos 50 años todavía hay incertidumbre, pero puedo apostar que en los próximos 10 años va a haber una inundación o sequía importante”.

* Con aportes de Marcela Valente (Argentina) y Bernarda Claure (Bolivia). Publicado originalmente el sábado 8 de marzo por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica.

El Secretario de Salud, Manuel Lila de Arce acompañado del Secretario de Turismo, Ivan Hillman Chapoy se refrescan este medio día a las orillas de Playa Martí. Esto para corroborar que las playas de este Puerto de Veracruz están en óptimas condiciones para el turismo de Semana Santa. Esto después de declaraciones la semana anterior acerca de que los niveles de contaminación no eran aceptables. Foto Víctor Yañez/Maya Comunicación

Cancún, Quintana Roo.- Las playas, el clima, las chicas, todo listo para disfrutar las vacaciones de Semana Santa. Hermosas chicas son un lindo atractivo de estas fechas. Además vienen turistas a conocer las hermosas playas, las ruinas mayas y la deliciosa gastronomía del sureste mexicano. Foto Sandra Andrade/Maya Comunicación
 

MÉXICO • Un voto a favor para la reforma judicial

El Senado aprobó la reforma que revoluciona la manera de impartir justicia en México, principalmente, por la implementación de los juicios orales en reemplazo de los escritos, que generaban sesiones en secreto, pruebas obtenidas de manera ilícita y falta de transparencia.

La ley fue votada con 71 anotaciones a favor y 25 en contra, y es la más importante en las últimas ocho décadas en el país, ya que busca mejorar los procedimientos que obstaculizaban el combate de la delincuencia.

Por primera vez aparecerá en la Constitución la definición de “delincuencia organizada”, acuñada como “una organización de hecho de tres o más personas para cometer delitos en forma permanente o reiterada en los ‘términos de la ley de la materia’”.

Además, las autoridades competentes podrán restringir las comunicaciones de los inculpados y sentenciados por el crimen organizado, y podrán retener los bienes que han sido producto o instrumento del narcotráfico sin que esta acción —conocida como “extensión de dominio”— sea considerada una confiscación.

Esta reforma crea la figura de los “jueces de control”, quienes resolverán, de manera inmediata y por cualquier medio, las solicitudes de medidas cautelares que hagan las autoridades para continuar sus investigaciones.

Por otro lado, habrá una mayor vigilancia del Ministerio Público, que durante la integración de las averiguaciones ha cometido actos de corrupción. Por lo tanto, los agentes de esta institución podrán ser separados de sus cargos por irresponsabilidad en el desempeño de sus funciones.

Los puntos negativos recaen en el artículo que establece la figura de arraigo hasta por 80 días, tiempo en el cual, según los senadores que votaron en contra, el acusado podría sufrir abusos y vejaciones.

“La reforma implica retrocesos en materia de garantías individuales y es persecutoria de los derechos humanos”, consideró Pablo Gómez, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), para argumentar el voto negativo de su fracción.

Por formar parte de enmiendas constitucionales, la reforma judicial deberá ser también aprobada por más de la mitad de los congresos de los estados antes de pasar al Poder Ejecutivo para su publicación.

 

CANADÁ • Investigan filtración de datos en el caso Obama

El Gobierno lanzó una investigación para determinar el origen de la filtración de una conversación entre diplomáticos canadienses y un importante asesor del senador Barack Obama sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). En ella se ponía en duda la sinceridad del discurso del candidato demócrata.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo en el Parlamento que Canadá estaba preparando una “investigación interna” para averiguar la fuente de la filtración.

El informe sobre la conversación señaló que Austan Goolsbee, asesor económico de Obama, “fue franco al decir que la campaña de las elecciones primarias había sido enfocada de forma local, particularmente en el Medio Oeste, y que la mayoría de la retórica proteccionista refleja `maniobras políticas´”.

Con esto, Goolsbee se refería a las declaraciones de Obama en favor de la renegociación del TLCAN, formado por Estados Unidos, México y Canadá, para proteger puestos de trabajo de origen norteamericano.

Dicho informe, redactado por un diplomático canadiense sin identificar, fue conocido días antes de la celebración de las elecciones primarias en el estado clave de Ohio, donde un gran número de votantes consideran que el TLCAN es la causa de la desaparición de miles de empleos.

“Esta clase de filtración es completamente inaceptable y, de hecho, puede ser ilegal”, dijo Harper, y añadió que “no es útil, no responde a los intereses de Canadá, y la forma en que se llevó a cabo fue descaradamente injusta con el senador Obama y su campaña”.

Por su parte, la oposición ha acusado al Gobierno del conservador primer ministro canadiense de intentar influir en las elecciones de Estados Unidos con la difusión de datos que dañan al senador y candidato a presidente norteamericano.

 

Crisis militar en Sudamérica: los frutos del Plan Colombia

Por Raúl Zibechi

El operativo ejecutado por militares colombianos en suelo ecuatoriano para asesinar al dirigente de las FARC Raúl Reyes forma parte de la estrategia de Estados Unidos para modificar el balance militar de la región. En la mira está el petróleo de Venezuela y Ecuador, pero también el jaque a Brasil como potencia regional emergente.

En las declaraciones oficiales, el objetivo son las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), o sea, el “narcoterrorismo”. Pero, en realidad, el operativo castrense colombiano-norteamericano que vulneró la soberanía de Ecuador apunta directamente a Hugo Chávez.

La estrategia se fue implementando en etapas. Primero apareció el Plan Colombia, destinado a fortalecer la capacidad militar del Estado y a colocar a este entre los más poderosos del continente. Luego comenzó el “derrame” de la guerra interna sobre los países vecinos. La tercera etapa parece ser la de “guerra preventiva”, que se convirtió en destacada estrategia castrense del Pentágono luego de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Lo primero que llama la atención es la falta de pudor de los actores: las FARC se presentan como una organización revolucionaria y popular, pero en realidad son un grupo armado que viola los derechos humanos y se financia gracias al narcotráfico.

Por otro lado, en los años 90, el presidente Álvaro Uribe integró el Cartel de Medellín y fue aliado de los paramilitares, como figura en el Archivo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dato revelado por la revista Newsweek en 2004. Este es el tipo de personas que George W. Bush definió como su “aliado democrático”.

En muy pocos años, se ha producido en Sudamérica un espectacular vuelco del poderío militar, resultado del Plan Colombia. Con la excusa del combate a las FARC y al narcotráfico, desde agosto de 2000, cuando el Congreso de Estados Unidos lo aprobó, este país ha recibido 5,225 millones de dólares en ayuda militar. A ello se suma la aplicación del Gobierno actual de impuestos especiales a los sectores de mayores ingresos para equipar a las Fuerzas Armadas.

Según el sociólogo James Petras, la verdadera preocupación del Comando Sur de Estados Unidos es que “los países vecinos de Colombia (Ecuador, Venezuela, Panamá y Brasil), que están sufriendo los mismos efectos adversos de las políticas neoliberales, se movilicen políticamente contra la dominación militar y los intereses económicos de Estados Unidos”. Por eso, la estrategia contemplada por el Plan Colombia no consiste tanto en ganar la guerra interna como en derramarla hacia los países limítrofes para neutralizar su creciente autonomía de Washington. El control de la región andina es considerado clave para la hegemonía norteamericana en el continente, tanto por razones políticas como por las riquezas minerales que este contiene.

Pero está también el asunto del petróleo. Estados Unidos importa el 56% del crudo que consume. Venezuela, que abastece el 15% de sus necesidades, es el cuarto proveedor, y Colombia, el quinto. Asegurar el flujo del recurso energético requiere un control territorial de enclave con presencia militar sobre el terreno.

Asimismo, la decisión de atacar a Reyes, la cara más visible de las FARC, podría servir para aprovechar la situación interna de Venezuela, pero también para socavar la gobernabilidad de Rafael Correa, que está en el comienzo de un programa de cambios que tiene uno de sus ejes en el control estatal del petróleo y otro, en una sólida alianza con Brasil.

Además, una desestabilización general también tendría efectos nocivos sobre Brasil, la potencia regional emergente que está saliendo fortalecida de la actual crisis económica mundial.

Por su parte, Venezuela está sufriendo un tipo de desequilibrio que puede suceder en otros países, y no parece disparatada la tesis de que la derecha venezolana promueva la secesión de la región occidental apoyada por intereses norteamericanos.

Ante este panorama, el asunto es cómo contener las tendencias a la guerra y cómo frenar la polarización. En este sentido, la diplomacia brasileña sigue dando muestras de “saber hacer”. No dejó de tomar partido por el agredido, pero se focalizó en construir una paz estable, asentada en la integración regional. Para eso, la construcción de la Comunidad Sudamericana de Naciones es más urgente que nunca.

El autor es miembro del Consejo de Redacción del semanario “Brecha” de Montevideo, docente e investigador de movimientos sociales en la Multiversidad Franciscana de América Latina y asesor de varios grupos sociales.

 

MÉXICO • Carta de apoyo a Lucía Andrea Morett Álvarez

Los abajo firmantes, miembros de colectivos estudiantiles, de organizaciones de derechos humanos y estudiantes de la acomunidad universitaria de la Facultad de Filosofía y Letras, condenamos la acusación de guerrillera en contra de nuestra compañera Lucía Andrea Morett Álvarez, pasante de la carrera de Literatura Dramática y Teatro en nuestra facultad, coordinadora de la cátedra “Libertador Simón Bolívar” y participante del Cine Club Benkos Biohó.

Quienes la conocemos damos testimonio de su gran sensibilidad y solidaridad con las problemáticas sociales y no permitiremos que se la intente criminalizar cuando su trabajo académico es realizar una investigación para acercarnos al drama que vive el pueblo de Colombia. Si su labor académica es razón para acusarla de participar en un movimiento guerrillero, que se juzgue también a la Universidad Nacional Autónoma de México, una de la más prestigiada casa de altos estudios del mundo, como cómplice de la búsqueda de la verdad y el conocimiento.

Brigada de Educación Popular, Brigada Revolucionaria de Unidad Anticapitalista, Colectivo Carlos Marx, Colectivo de la Otra Campaña en Azcapotzalco, Colectivo Estudiantil Niukame, Colectivo Tina Modoti, Comité Cerezo México, Galería Autónoma CU, Revista Palabras Pendientes, Videoludoteca “Víctor Jara”, Juventud Libertaria.

¿Quién es Lucía?

Lucía, la de calificaciones académicas de excelencia desde la escuela primaria. Lucía, la maestra de teatro para niños en barrios pobres del Distrito Federal. Lucía, la que visitaba por primera vez en su vida Ecuador durante el pasado febrero. Lucía, la chica de 26 años, sin pareja. Lucía, que presume de una entrevista a la senadora Rosario Ibarra de Piedra como la mejor que hizo cuando se dedicó al periodismo radiofónico en IMER. Lucía, a la que le fascinan los museos. Lucía, la que se mantiene económicamente corrigiendo el estilo de escritos farragosos. Lucía, la que tiene su credencial de locutora del Instituto Mexicano de la Radio. Lucía, la que tomó cursos en una escuela de circo. Lucía, la que vive en casa de sus padres. Lucía, la que participó en la huelga de la UNAM de 1999. Lucía, la que “dice lo que piensa y actúa en consecuencia”.

 

MÉXICO •Ayuda del Gobierno para niños y jóvenes migrantes

La Secretaría de Gobernación informó que pondrá en marcha el Programa Piloto de la figura de Oficiales de Protección a la Infancia (OPI´s), encargados de atender “integralmente” a los niños y adolescentes migrantes no acompañados.

El proyecto nació como una idea de la Mesa de Diálogo Interinstitucional sobre Niños, Niñas y Adolescentes no Acompañados y Mujeres Migrantes, que fue establecida el año pasado.

En el plan de capacitación de los OPI´s participan el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Organización Internacional para las Migraciones, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados y especialistas de centros de integración juvenil, entre otros.

A través de dicho plan, estos agentes recibieron instrucciones sobre intervención en crisis, atención psicológica de los menores, derechos internacionales de los niños y protección consular.

Cecilia Romero, comisionada del Instituto Nacional de Migración (INM), destacó que “México es el primer país que especializa a sus oficiales en la atención de este sector vulnerable de la población migrante”.

Durante 2007, el INM atendió a 35,546 niños y adolescentes mexicanos repatriados por la autoridad migratoria de Estados Unidos, de los cuales 17,553 intentaron cruzar la frontera sin compañía alguna, en tanto que 17,993 viajaban acompañados por familiares o personas cercanas.

En el mismo periodo se atendió a 7,064 niños y adolescentes migrantes extranjeros

—principalmente centroamericanos— que fueron encontrados en diferentes puntos del territorio mexicano, de los cuales 5,983 viajaban no acompañados.

En este contexto, la subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, Ana Teresa Aranda, advirtió que la atención de estos niños no depende de una sola institución u oficina pública, sino de un esfuerzo conjunto. Y agregó que la única forma de disminuir la vulnerabilidad de los niños y jóvenes que se aventuran a cruzar hacia un país extraño es a través de mecanismos de prevención.

Por su parte, el director de Relaciones Internacionales del INM, Oliver Bush, precisó que el modelo de OPI´s se aplicará indistintamente en todas las delegaciones de esa institución en el territorio nacional para asegurar el bienestar y proteger los derechos humanos de los menores migrantes, quienes estarán resguardados hasta el momento de reinsertarse a sus hogares.