Recompensa por sacrificios y grandes esfuerzos

ÅCristina Rodríguez, de 17 años, es originaria de Aguascalientes, México, y estudiante del grado 12 de GHS. Por su gran dedicación y sus buenas calificaciones se graduará con honores este año, y ya ha sido seleccionada para continuar sus estudios en el College.

Es, además de una excelente estudiante, hija amorosa, compañera, deportista y muy bondadosa, tal como nos demostró al responder amablemente a nuestras preguntas.

- ¿De quién has heredado la perseverancia y confianza que transmites?

-De mis papás y mis maestros, que día a día me motivan a exigirme más, y me ayudan a saber que soy capaz de hacer más de lo que en ocasiones se nos impone y nos crea límites. De ellos aprendí a ser siempre perseverante en todos los aspectos de la vida.

-¿De dónde proviene esa certeza que se percibe en tus actos?

- De la paciencia, el cariño y la fe que me tienen las personas que me aman.

-¿Cómo crees que se adquiere la convicción para seguir adelante con nuestros estudios?

-La convicción nos la transmite nuestra familia, que es el soporte más importante en cada proceso de nuestras vidas. Después nosotros mismos empezamos a creer en esa enseñanza, y al ver los resultados comenzamos a aplicarla a nuestra vida.

- ¿Qué planes tienes para después de tu graduación?

-Aprovechar la oportunidad que se me otorgó por medio de mis calificaciones, es decir, una beca con la cual podré estar en el College por cuatro años.

-¿Qué carrera escogiste?

- Ingeniera y Ciencias Políticas.

-¿Que consejo les darías a nuestros compañeros y a sus padres?

-Cualquier propósito que tengas en la vida se puede lograr, siempre y cuando lo anheles. Jamás dejes de lado los consejos de un buen maestro, un amigo o tus padres, pues contamos con su apoyo, su entrega y su firme compromiso.

Tengamos en cuenta estas palabras, amigos lectores, pues trabajar juntos y aportar lo mejor de cada uno nos permitirá trazar el camino en el que obsequiaremos seguridad y progreso a cada generación latina que nos suceda.