Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Marzo 15, 2011

Lo que usted debe saber sobre las gasolineras

gasolinaPara los conductores, la visita a la gasolinera local es una necesidad. Por suerte para muchos, el predominio de gasolineras permite obtener un buen precio, ¿no es cierto? No exactamente. Y hay otras cosas que las gasolineras no le dicen al cliente:

La marca no importa necesariamente. La mayoría de las gasolineras reciben combustible de compañías petroleras que comparten la misma fuente de suministro. Por lo tanto, en términos de calidad de la gasolina, no importa si se llena el tanque en una gasolinera local o de marca.

No pague con tarjetas de crédito. Cuando el empleado de una gasolinera pasa por la máquina una tarjeta de débito antes de encender la bomba, la compañía no sabe cuánta gasolina se venderá, por lo cual reserva una cantidad redonda. Si una persona sólo va a comprar 20 dólares, la tarjeta de débito puede reservar de 30 a 100 dólares para protegerse. Sólo cuando la gasolinera envía el total de transacciones unos días después todo se reconcilia. Al existir la reserva de una cantidad desconocida de dinero, es fácil que a una persona le reboten los cheques o se le acaben los fondos en su cuenta de cheques.

Algunas bombas no son exactas. Las bombas más viejas o que necesitan reparación pudieran bombear y hacer conteos inexactos. Esto quiere decir que un conductor podría estar pagando por gasolina antes de que el combustible entre en el tanque, o por medidas de volumen que pueden ser incorrectas. Los inspectores que verifican la exactitud no lo hacen regularmente.

Las tarjetas de crédito de las gasolineras pueden no ser convenientes. Al igual que muchas tarjetas de créditos de tiendas, las tasas de interés de las tarjetas de gasolina tienden a ser más altas que el promedio, y con escasos beneficios.

La gasolina fue en otros tiempos un producto de desecho. A principios del siglo XX, el objetivo principal de las compañías petroleras era producir queroseno para las lámparas. La gasolina era un subproducto en la producción de queroseno. Finalmente, las compañías petroleras descubrieron que este “desecho” se podía usar para suministrarle asequiblemente a los automóviles. En 1919, el precio de la gasolina era de 30 centavos por galón.

Boicotear una marca no hace bajar los precios. En un boicot, los precios de las) gasolineras que no están involucradas elevan los precios debido al suministro temporalmente limitado y a una mayor demanda. La única forma de reducir con efectividad los precios del combustible es limitar significativamente la demanda. La necesidad de gasolina continuará hasta que los vehículos eléctricos o la tecnología adicional sobrepasen las existencias de motores convencionales. Hasta ese día, los consumidores deben hacer compras inteligentes de gasolina conociendo la información adecuada..

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces