Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Marzo 15, 2011

Policías de Estados Unidos no quieren aplicar leyes migratorias

Jefes de policía de todo Estados Unidos rechazan asumir las tareas que les imponen nuevas legislaciones antiinmigrantes estatales, según un reporte emitido por un grupo de investigación que provee servicios a comandantes de policía. Según el reporte del Foro Ejecutivo de Investigación para Policías, con sede en Washington, una buena parte de los departamentos de policía del país (PERF) demandan una política clara de división de funciones entre combate a la delincuencia local y lucha federal a la inmigración indocumentada.

Jefes de policía consultados por el PERF para la elaboración del reporte, recomendaron prohibir claramente que se detenga a personas con base a su estatus migratorio y que se refuercen los estatutos para proteger a víctimas y testigos sin importar su condición de inmigrantes en este país.

Jefes de distintos departamentos de policía expresaron su preocupación a ser forzados a aplicar leyes migratorias, una tarea que hasta hace poco estaba limitada a agentes federales de inmigración, debido a que erosiona los lazos de la policía con la comunidad de inmigrantes. Los comandantes advirtieron que la erosión de la confianza de los inmigrantes hacia las policías locales puede hacer que los crímenes no sean reportados y que los testigos tengan miedo de cooperar en las investigaciones.

En la investigación del PERF participaron no solo los jefes de policía que abiertamente se han pronunciado en contra de las nuevas leyes antiinmigrantes, como los de Phoenix y Los Ángeles, sino también otros que comparten dichas preocupaciones. El reporte deja claro qué tan extendida está la preocupación por este asunto entre los jefes de policía de ciudades como Salt Lake City, Topeka, Kansas, Elgin y Peoria, Illinois, Framingham, Massachusetts, y Miami.

Arizona encabeza los estados que han comenzado a emitir leyes donde se ordena a policías locales detener a personas sospechosas de violar leyes migratorias al promulgarse la Ley SB 1070 en abril de 2010. La ley autoriza que policías estatales y locales indaguen sobre la condición migratoria de cualquier persona con base solamente a una “sospecha razonable” de que sea un inmigrante indocumentado.

La posición del gobierno federal en este asunto no ha impedido que otras legislaturas estatales estén considerando aprobar iniciativas similares a las de Arizona, como Georgia, Utah, Indiana, Kentucky, Missisipi, Carolina del Sur y Nebraska. Ante el panorama de una nueva serie de legislaciones a antiinmigrantes, los jefes de policía recomendaron que se establezcan nuevos estatutos que prohíban explícitamente el arresto de personas con base solo a su condición migratoria. Recomendaron además promover que los departamentos de policía apliquen políticas que refuercen la protección de los derechos de la sociedad civil, independientemente del estatus migratorio de las personas.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces