Inicio

elpuenteenlasletras

  • Edición impresa de Marzo 20, 2012

liter0312bQUIETUD

Sentada a media luz en mi rodilla,

y una sonrisa tenue y luminosa

como las alas de una mariposa,

me reclinó en el hombro la mejilla

y abandonóse inmóvil, silenciosa.

 

Se me quedó dormida entre los brazos,

niña interior, aunque mujer externa,

un tiempo apasionada, luego tierna,

frágil hoy con el alma hecha pedazos,

mañana con impulsos de galerna.

 

No me quise mover por no alterarla,

y dejé transcurrir el tiempo lento,

con el temor de que hasta el pensamiento

pudiera, al agitarse, despertarla,

destruyendo la magia del momento.

 

Y así quedó, colgada de mi cuello,

dormida en mí, sin dudas y sin prisa,

y hasta su soplo refrenó la brisa;

y al fin, acariciando su cabello,

hice anidar mi beso en su sonrisa.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces