Inicio

elpuentecolumnas

  • Edición impresa de Marzo 4, 2014

La Columna Vertebral • Aprende a procesar los alimentos

Es indispensable aprender a procesar los alimentos adecuadamente. El mal manejo de los alimentos puede traer consecuencias muy negativas para nuestras vidas.

Manos o utensilios sucios suelen ser el vehículo de bacterias muy dañinas para la salud. Por eso debemos tener en cuenta que a la hora de cocinar y servir lo que vamos a comer debemos ser muy cuidadosos.

Lo principal es tener las manos limpias, pero bien limpias: no pasadas por el agua a toda prisa. Para que nuestras manos estén bien limpias deben lavarse con jabón y restregarse juiciosamente por al menos veinte segundos. Una vez lavadas, séquelas con una toalla de papel y si le es posible cierre el grifo usando la misma toalla.

Todas las superficies que se usarán para la preparación de los alimentos y su almacenamiento deben estar impecablemente aseadas.

El refrigerador debe desocuparse y limpiarse por lo menos una vez a la semana, y los alimentos que ya no estén aptos para el consumo deben ser desechados. Los restos de comida deben ser tirados a la basura al cuarto día, como mucho, y las carnes preparadas no deben guardarse por más de dos jornadas.

Hay muchos lugares, particularmente en la cocina, que se llenan fácilmente de bacterias. Hay que limpiarlos. Piense en la agarradera de la nevera, en los alrededores de la estufa y en sus botones. Los electrodomésticos como las licuadoras o las batidoras pueden ser nidos de bacterias si no se mantienen adecuadamente. También hay que prestar especial atención a los hornos.

Es necesario lavar todos los alimentos antes de procesarlos. Sí, incluso aquellos que tienen cáscara. Muchos dirán que con la cáscara que se desechará escaparan los bichos, pero si están en la cáscara y no son lavados pueden pasar fácilmente a las superficies que estamos usando para cocinar y a nuestras manos.

Los alimentos deben ser guardados con cuidado. Por ejemplo, las carnes deben permanecer separadas de los demás productos. Guárdelas en una bolsa aparte y no permita que los líquidos que sueltan tengan contacto con otros alimentos.

Los alimentos deben mantener su lugar mientras se preparan y se sirven. Nunca use la misma tabla de cortar para carnes y verduras. Si sólo tiene una tabla, úsela y lávela una vez procesado cada alimento y nunca mezcle alimentos ya preparados con los crudos; es decir, no ponga jamás la carne ya asada con la carne sin cocinar.

Verifique la temperatura interna de los alimentos, sobre todo de los pescados, para asegurarse de que el fuego haya matado cualquier cosa que pueda resultar dañina. Generalmente las recetas tienen recomendaciones sobre el tiempo de cocción y la temperatura que debe alcanzarse en el proceso. Siempre es mejor que las cosas estén muy bien cocidas.

Deseche los alimentos que se vean podridos o con hongos y esmérese en prepararlos con cuidado. Recuerde que, de algún modo, somos lo que comemos.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces