Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Marzo 18, 2014

Capriles adelantó que su partido seguirá en la calle y que sólo participará de un diálogo que “produzca resultados”

El líder de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Henrique Capriles, advirtió que la coalición opositora «seguirá en la calle» hasta que el gobierno de Nicolás Maduro «escuche sus reivindicaciones y sus propuestas para acabar con la crisis que azota a Venezuela”.

Capriles lamentó que, a un mes del inicio de las protestas, el Gobierno siga creyendo que «se resuelven con gases lacrimógenos, detenciones, represión y torturas». «Usa la fuerza, pero el fuego no se apaga con gasolina. Si quiere resolver los problemas, tiene que ceder en su posición intransigente», sostuvo.

El líder opositor explicó que eso pasa por «no escuchar al pueblo venezolano», que «en un 80 por ciento cree que la situación del país es negativa». «Aquí no hay polarización. Los problemas que estamos viviendo nos dan la oportunidad a todos los venezolanos, a favor o en contra del Gobierno, de unirnos», apuntó.

El también gobernador del estado de Miranda consideró que «el Gobierno es cada vez más agresivo porque Maduro pierde cada vez más apoyo» debido a que «viene un proceso de extinción de un modelo sostenido por el gasto público». «Si hacemos bien las cosas esto va a cambiar», auguró.

Interrogado sobre las numerosas ofertas de diálogo realizadas por Maduro, Capriles insistió en que la MUD sólo participará en uno «que produzca resultados». «Por un lado, el Gobierno llama al diálogo y, por otro, reprime. Entonces, ¿cuál es el diálogo que quiere? No podemos aceptar eso», reiteró.

Por otra parte, criticó la «prácticamente inexistente solidaridad» de los gobiernos de la región con los manifestantes venezolanos. «Priman los intereses económicos y comerciales, la chequera, sobre los principios democráticos y la defensa de los Derechos Humanos», lamentó.

En concreto, se refirió a Argentina, indicando que, si tuviera oportunidad, recordaría a su presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, la historia de violaciones de los Derechos Humanos en el país y le diría que eso mismo «está ocurriendo en Venezuela».

Además, denunció que Argentina tiene una deuda millonaria con Venezuela de alrededor de unos 12,000 millones de dólares, «aunque nadie sabe a ciencia cierta» la cantidad.

La crisis política en Venezuela se desató hace un mes, cuando arrancaron las protestas antigubernamentales y la represión de las mismas por parte de las fuerzas de seguridad y de civiles armados, lo que dejó al menos 50 muertos y cientos de heridos y detenidos. Desde entonces se producen marchas a diario a favor y en contra del Gobierno.

La inestabilidad de Venezuela llevó a sus vecinos regionales a reunirse para buscar una solución. La Organización de Estados Americanos (OEA) se limitó a hacer un llamamiento al diálogo, a pesar de que Panamá había solicitado medidas efectivas. Por eso Venezuela rompió relaciones diplomáticas con ese país.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces