Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Marzo 17, 2015

Policía de Fronteras descubre que mujeres chinas viajan a parir a EE.UU. para tener hijos norteamericanos

El pasado 17 de febrero, en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, una ciudadana china y su marido trataban de convencer a un agente de aduanas de que venían a California en calidad de turistas. Ella estaba embarazada. ¿Y qué pasa si se pone de parto?, preguntó el agente. Al revisar su solicitud de visa de turista se dieron cuenta de que ella no había dicho que estaba embarazada cuando la pidió. Entonces, la pareja confesó que eran clientes de una empresa llamada Star Baby Care, y que el único motivo del viaje era parir en Estados Unidos y que se iban a alojar en un piso en Rowland Heights proporcionado por esa empresa.

Luego de eso, agentes federales de aduanas entraron a por lo menos 20 casas y edificios donde encontraron mujeres chinas embarazadas o con bebés recién nacidos.

Ese fue el resultado de tres investigaciones distintas de la Policía de Fronteras contra empresas que se dedican al turismo de maternidad. Por un precio entre 15,000 y 50,000 dólares, arreglan el visado de turista a embarazadas chinas, las entrenan sobre cómo comportarse en la aduana, las alojan entre tres y cuatro meses y las llevan a dar a luz a un hospital de Los Ángeles.

El resultado de la inversión es un hijo con pasaporte de Estados Unidos, ya que este país reconoce la nacionalidad automáticamente a cualquier niño nacido en su territorio. La página web de una de las empresas investigadas, You Win USA, ofertaba a sus clientes los siguientes beneficios: “Los ciudadanos de EE. UU. tienen grandes oportunidades de becas”; “13 años de educación gratuita”; “menos contaminación”; “después de 10 años de pagar impuestos, disfrute de ingresos por jubilación de por vida entre 700 y 1,200 dólares al mes”.

Según la investigación, los clientes de estas redes son familias de la clase media alta china. El pasaporte norteamericano es la garantía de una salida si el niño no logra abrirse camino en el ultracompetitivo mundo empresarial chino. Pero además, cuando tenga 21 años puede pedir la residencia permanente en EE. UU. para el resto de su familia. La Enmienda 14 de la Constitución, que garantiza la nacionalidad a cualquier nacido en el país, es muy discutida por el ala dura antiinmigración.

El negocio se mueve en una frontera legal difusa que hace muy difícil su persecución. En realidad, todos los pasos que dan las embarazadas son legales. Por eso la megarredada que se hizo hace semanas no llevó ni a una sola detención.

Empresas como YouWinUSA, Star Baby Care o USA Happy Baby, las tres investigadas, recomiendan a sus clientas llegar a EE. UU. entre la semana 24 y la 30 de embarazo. Lo más importante para eludir preguntas difíciles es que el agente de aduanas no se dé cuenta de que están embarazadas, por lo que también aconsejan la forma de vestirse y ocultar el vientre. Una vez que pasaron la aduana, el destino de todos es el mismo: un apartamento al sur de Los Ángeles.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces