Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Marzo 1, 2016.

Justicia condena a Johnson & Johnson a pagar suma millonaria por clienta fallecida por cáncer

La empresa Johnson & Johnson, la más grande fabricante mundial de productos de cuidado personal y salud, fue condenada a pagar US$ 72 millones por el caso de una mujer que murió por cáncer de ovarios.

Jackie Fox, de Alabama, falleció el año pasado, a los 62 años, tras haber utilizado los polvos de talco para bebés y otros para higiene femenina durante décadas.

La familia argumentó que la empresa conocía los riesgos del producto pero no avisó a los consumidores, y el jurado condenó a la compañía por “responsabilidad por producto defectuoso, negligencia y conspiración”. Esto se tradujo en la condena a pagar US$ 10 millones por daños personales y otros US$ 62 millones por daños punitivos tras el fallecimiento de la paciente.

Sin embargo, J&J niega las acusaciones y está evaluando cuál será su próximo paso legal. Su portavoz citó investigaciones de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (la FDA, que evalúa la seguridad de los productos) y el Instituto Nacional contra el Cáncer de este país, para apoyar que los riesgos nunca se probaron.

No obstante, en el juicio, los abogados de Fox introdujeron como evidencia un memorándum interno de 1997 elaborado por un consultor médico que decía que “cualquiera que niegue los riesgos” entre el uso de talco y el cáncer de ovario sería percibido públicamente como aquellos que negaban el vínculo entre el tabaco y el cáncer.

Los cargos contra J&J indican que la compañía puso en el mercado un producto “irracionalmente peligroso sin alertar los consumidores”, explicó Beasley, abogado de la demandante.

La familia no aseguró que el talco fuera la única causa del cáncer, sino que fue un “factor contributivo”.

Uno de los abogados de la empresa, Gene Williams, argumentó que varias agencias gubernamentales de Estados Unidos rechazaron la obligación de poner etiquetas de advertencia sanitaria en productos que incluyen talco. “La FDA celebró una audiencia de dos días sobre el tema en la década de 1990 y no encontró un vínculo entre el talco y el cáncer de ovarios”, mantuvo.

Sin embargo, Beasley indicó que la FDA «nunca dijo que el talco sea seguro». “Lo que ocurre es que la regulación de los productos cosméticos es muy laxa y no entra dentro del ámbito de estudio de la agencia”, añadió.

En Estados Unidos hay un millar de casos pendientes sobre la misma cuestión y, tras este veredicto, podrían presentarse miles más. El caso de Fox es uno de varias decenas de mujeres que denunciaron a la empresa en los tribunales de St. Louis en 2014.

A pesar de ello, algunas organizaciones especializadas resaltaron que el vínculo entre el talco y el cáncer de ovarios no ha sido probado científicamente.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces