En la historia de la humanidad , el árbol se ha considerado como un símbolo vital; con enseñanzas de vida y muerte para el ser humano. Por ejemplo, en la mitología india y la china hay doce pájaros solares que habitan la copa del árbol del mundo y que puede significar diversas etapas de evolución espiritual o del ser.

En otros pueblos como Asia Central, Japón y Australia, lo consideran como un antepasado del hombre. El árbol invertido según el Bhagavad gita representa todo lo que nace de una causa primigenia; las raíces son el principio de todo lo fenoménico, las ramas; su realización concreta y detallada. En el Kabala, es el árbol de la vida, en el Islam de la felicidad, y en la Biblia, encontramos dos figuraciones principales; el árbol de la vida y el de la ciencia del bien y del mal. El primero simboliza la abundancia y recuperación a finales de tiempo, y el segundo, frutos seductores y tentación que obran contra los preceptos divinos.

En Norteamérica, el significado del árbol sagrado esta dirigido principalmente a los cuatro puntos cardinales, donde nos dice que los símbolos son importantes para una identificación en la vida, para poder desarrollar nuestros dones.

Los cuatro grandes significados del árbol sagrado son:

Unidad, protección, sustento y crecimiento. Y se pueden ver en forma de círculo en el desarrollo humano.

La reunión de estos conocimientos ha sido a través de búsquedas de grupos del norte, para lograr un cambio interno.

Quien se quiera poner en el camino de las enseñanzas del árbol sagrado tendrá guías y maestros que se materialicen, y deberá estar preparado para la búsqueda.