Una década informando, celebrando y denunciando

Por: Jimmer Prieto

Diez años han pasado desde que apareció la primera edición de El Puente. Quien lo creyera. Han sido diez años de vida intensa galopando al ritmo de la historia, tratando de ser fieles al compromiso de informar, celebrar el nacimiento de una nueva comunidad en medio de un pueblo ya establecido y denunciar injusticia toda vez que fuere necesario. Se trataba pues, de una tarea muy concreta: Informar a la naciente comunidad hispana de entonces, acerca de todo lo que contribuyera a afirmar sus valores, haciendo conciencia de sus derechos y denunciando claramente toda vez que estos fueran menospreciados o violados.

Hoy, diez años después, seguimos empeñados en informar y denunciar como al principio, pero con una sola diferencia. Ya no se trata de una comunidad incipiente representada en un tímido 3 por ciento de estudiantes hispanos en las escuelas, como lo fue al principio. Se trata de un saludable 30 por ciento de la población total, cuya presencia ha hecho un tremendo impacto en todos los sectores de la vida civil de los pueblos del norte de Indiana.

Hoy se trata de un pueblo formado por todas las idiosincracias latinoamericanas y por etnias de cada continente de la tierra. Un pueblo que vino para quedarse y que escribe la nueva historia cada día, con la tenacidad de sus brazos y con la procesión inagotable de sus hijos.

Esta diferencia de cantidad no solo ha afectado la naturaleza de la noticia sino la intencionalidad de la denuncia. Elkhart, South Bend, Goshen, Ligonier, Warsaw, (por nombrar solo algunos) jamás volverán a ser los mismos pueblos de antes.

Por todas partes se baila cumbia, se juega fútbol, se come chile y se habla español. Con valor, por parte de unos y otros, se enfrenta el problema de racismo y se organizan foros para escuchar diferentes voces de la comunidad. Nuestros jóvenes comienzan a graduarse, las familias compran casa, se empieza a abrir puertas a los profesionales. Si la vida de los pueblos se compara con la de los individuos, informaré con gozo en mi corazón y denunciaré a los cuatro vientos, sin temor; que es tiempo de celebrar porque estamos viviendo la época más interesante de nuestra historia.

Y ahora, para que usted compare el mensaje de los tiempos y vea la mano de Dios tejiendo el destino de los pueblos, para que se sienta humildemente orgulloso, pues con su trabajo diario ha contribuido a la voluntad de Dios, que tiene un plan para los oprimidos y cansados de la tierra, le mostraré algunas de las cosas que El Puente registró...

 

El Alcalde Allan Kauffman hace entrega a los esposos Prieto de las llaves de la ciudad de Goshen, en el día de la Celebración de 10 años. En su breve discurso el alcalde hizo una reseña histórica de los últimos 30 años de Goshen y enfatizó la importancia de El Puente en el proceso de desarrollo de la ciudad.

 

Nicolás Magallanes y Belinda Garza fueron dos de varios niños que estuvieron presentes con sus padres en el evento. Estos chicos tuvieron su foto en los “Seleccionados del Mes” de El Puente en 1992. Hoy en día también tienen10 años.

 

Sonrisas de satisfacción y aplausos muy merecidos después de largas jornadas de trabajo, especialmente en los primeros años de El Puente. Esto es lo que muestran nuestros queridos colaboradores y amigos, Rachel y “Tito” Guedea, quienes recibieron una placa alusiva a su continua labor de servicio con el periódico y la comunidad.

 

Tim Harmon, Editor General del periódico South Bend Tribune, recibió de El Puente un reconocimiento especial por el aporte que este diario ha hecho por diez años a la comunidad Hispana. La obra fue diseñada por Yizzar Prieto y representa diferentes eventos registrados a lo largo de éste tiempo.

 

Fred Thon, Asistente del alcalde de South Bend, presentó a El Puente una ‘Proclamación” enviada por el alcalde Luecke. En dicho oficio declaraba oficialmente a El Puente como el ‘Primer periódico en Español del área’.