La comunidad en acción

Por: Gilberto Pérez, MSW

En la última edición, Zulma Prieto, editora de este periódico, informó sobre una reunion realizada en Albion, Indiana, respecto a un grupo de personas que llevaron a cabo una encuesta para determinar las necesidades de la comunidad Hispana en Ligonier, Indiana. A través de este escrito queremos informarles como usted puede convertirse en un partícipe del trabajo comunitario en el Condado de Noble. El 17 de abril de 2003 se llevará a cabo una reunión comunitaria para dialogar sobre las necesidades de la comunidad Hispana en el Condado de Noble. Motivar y organizar una comunidad conlleva mucho trabajo y un trabajo que a veces no se ve el fruto al inicio del proyecto. Permítame hacerle la siguiente pregunta, ¿ Usted, alguna vez ha escuchado la grama (zacate) crecer? Cuando hablamos de algo que crece, especialmente la grama, un árbol o una flor, no pensamos sobre la posibilidad de escuchar dicha planta crecer. Si yo pongo mi oído al lado de la grama, árbol o flor tampoco puedo escuchar dicha planta crecer. Sin embargo, sé que vive y crece en todo momento hasta que florece y veo el fruto del proceso de crecimiento. Esta analogía debe dirigirnos a reconocer que existe vida en nuestras comunidades aunque no podamos escuchar y ver el proceso de formación. Segundo, los cambios que ocurren en nuestro ambiente a veces toman tiempo para darse a sentir en nuestra comunidad. Sin embargo, en algunas ocasiones nosotros no preguntamos y quedamos callados por no querer ofender, cuestionar y exigir una explicación.

El trabajo comunitario, al cual nos enfrentamos en Ligonier, Indiana, es uno de reconocer que el cambio será lento. Tendremos que transformar nuestra realidad, que consiste en pocas actividades para la comunidad Hispana, a una donde los niños(as), jóvenes, adultos, madres solteras, personas viudas, y familias digan hay algo para mi en esta comunidad. Tendremos que identificar líderes, personas dispuestas en decir un sí al trabajo comunitario. Al identificar dichos líderes, tendremos que capacitar y establecer nuevas estrategias para lograr el cambio constructivo. Cuando usted salió de su país o si usted nació en este país, usted trajo consigo a su comunidad experiencias de vida que son valiosas y que pueden ayudar a su comunidad a crecer. Nuestras comunidades están llenas de personas suficientemente capacitadas para realizar el trabajo comunitario. Quizás nadie le ha tocado el hombro o dicho a usted que tiene el talento para ser un líder. Nuestra segunda meta para la reunión del 17 de abril es encontrar aquellos(as) dispuestos a decir un sí rotundo hacia el trabajo comunitario. Lo invitamos a que se una a este esfuerzo comunitario. Venga con pensamientos positivos e ideas para compartir. Traiga a su familia, un amigo(a), y venga a compartir sus sueños e ideas. La reunión se llevará a cabo en la escuela