Para Entender La Guerra Contra Irak (condensado)

Por: Jorge Mújica

Dicen los que saben y hacen cuentas, que encontrar relación entre dos cosas es una casualidad, y entre tres es una coincidencia. Más de tres, ya no es casualidad ni coincidencia.

La compañía Carlyle Group, valuada en unos 14 mil millones de dólares, es propiedad de un grupo de poderosos e influyentes republicanos de Washington, D.C. Carlyle agrupa compañías de ingeniería civil, energía, hotelería, defensa y operaciones bancarias, entre ellas el Bin Laden Group, de Arabia Saudita, y las compañías gringas United Defense Industries, Raytheon y Arbusto Energy Oil Corporation.

El Grupo Bin Laden es un contratista gigante de ingeniería civil en el medio oriente, y Osama Bin Laden hizo su fortuna en el negocio de la construcción y vendiéndole goma arábiga a Coca-Cola. Dentro de Carlyle, las familias Bush y Bin Laden han sido socios comerciales desde 1989, cuando el hermano mayor de Osama, Salem Bin Laden y George Bush padre crearon la compañía petrolera Arbusto Energy Oil Co. George Bush padre es el accionista mayoritario de la compañía, con multimillonarias inversiones e intereses dentro del gigante petrolero Chevron-Texaco.

Raytheon fabrica las guías para los misiles Tomahawk, los sistemas de posicionamiento global por satélite (GPS) y sistemas integrados de radar para el ejército gringo. La United Defense fabrica sistemas de lanzamiento de misiles para la Marina y la Fuerza Aérea.

The Bin Laden Group, fue el principal contratista civil para la reconstrucción de Kuwait tras la Guerra del Golfo. También construyó y remodeló las bases aéreas de Inglaterra y Arabia Saudita, y amplió una base inglesa en Turquía.

¿Quién gana con la guerra contra Irak?

Chevron-Texaco, y lógicamente Arbusto Energy, tendrán ganancias multimillonarias si la guerra dispara el precio del petróleo. Las ganancias irán directamente al bolsillo de la familia Bush.

Las acciones de Raytheon y United Defense subirán de precio y sus ventas podrían multiplicarse generando utilidades astronómicas. El Grupo Bin Laden podría ser el contratista civil principal para reconstruír Bagdad y construír las bases militares que Estados Unidos necesitará en Irak.