Atención argentinos

La Embajada Argentina en los Estados Unidos ha dispuesto una serie de medidas de emergencia con el propósito de resguardar la integridad y la seguridad de los ciudadanos argentinos en este país, con motivo de la situación de alerta especial que se vive en territorio norteamericano.

El Embajador Eduardo Amadeo ha puesto en funcionamiento una línea de teléfonos de guardia en las principales ciudades de los Estados Unidos para ser utilizados en caso de emergencia y cuyos números son:

- Washington (Sede de la Embajada): (202) 321-4873
- Nueva York (646) 283-5892
- Miami (305) 301-8742
- Los Angeles (213) 350-4103
- Chicago (312) 909-0308
- Atlanta (404) 312-5246
- Houston (832) 279-5096

Estos números de teléfono de emergencia estarán disponibles las 24 horas del día y serán atendidos personalmente por personal diplomático argentino. Asimismo, la Embajada Argentina ha distribuido entre sus empleados en Washington y en los seis Consulados en el resto del país un instructivo de seguridad.

Al mismo tiempo, se ha puesto en funcionamiento una cadena telefónica de comunicación en caso de emergencia.

Fabián Doman • Embajada Argentina (202) 238-6403

 

Senado mexicano aprueba reforma de nacionalidad

El Senado de la República aprobó unánimemente una novedosa reforma constitucional orientada a que, en cualquier momento, puedan recuperar la nacionalidad mexicana millones de connacionales que la perdieron al adoptar la estadounidense.

El objetivo esencial de esta iniciativa consiste en que los interesados en el rescate de naturalización la puedan alcanzar cuando quieran.

Para convertirse en ley, la nueva reforma adoptada en el Senado deberá ser sometida a consideración de la Cámara de Diputados, de los congresos estatales y finalmente ser publicada en el Diario Oficial de la Federación.

La votación oficial del proyecto la hicieron 97 senadores federales de todos los partidos políticos que estuvieron presentes en la sesión.

Se adelantó que el siguiente paso en la reposición plena de los derechos que corresponden a los migrantes consistirá en autorizar su voto en el extranjero.

El sufragio en el exterior ha sido el derecho civil, humano y político reiteradamente negado a millones de mexicanos residentes en los Estados Unidos.

Los legisladores dicen que por ahora, el propósito es que los consulados mexicanos diseminados en el mundo puedan dar continuidad al importante trámite de la recuperación ciudadana.

 

En un esfuerzo por detener el contagio del síndrome respiratorio agudo y grave ,la agencia de salud de las Naciones Unidas emitió una alerta de viajes a nivel mundial.

La extraña enfermedad ha matado a más de 50 personas e infectado a más de 1,400, principalmente en el sureste de Asia. La detección sistemática para investigar debe aplicarse a la provincia de Guangdong, al sur de China, Hong Kong, Hanoi, Taiwan, Singapur y Toronto, Canadá, donde ocurrieron todas las muertes, dijo la OMS. ‘’Nos vamos a centrar en reducir la probabilidad de que las personas que están infectadas con el SRAG realicen viajes internacionales a estas áreas afectadas’’, dijo Max Hardiman, líder del proyecto de la OMS para regulaciones internacionales de salud.

Se piensa que la enfermedad se inició en el sur de China en noviembre pasado y se extendió a Singapur, Vietnam, Canadá, Alemania, Japón y Estados Unidos. El SRAG comienza con fiebre alta y tos seca pero aparecen rápidamente problemas respiratorios graves que requieren de respiradores para permanecer vivos.

 

Violaciones en academia aérea

La Fuerza Aérea de Estados Unidos reemplazó la semana pasada a cuatro altos oficiales de su Academia en Colorado Springs, como consecuencia de las denuncias de decenas de cadetes femeninas que dicen haber sido violadas.

Un comunicado de la Fuerza Aérea indicó hoy que el cambio de mandos en la academia “sigue a una serie de informes de asaltos sexuales en la institución”, y prometió un “profundo cambio de clima que provea un ambiente seguro” para sus alumnas.

Los destituidos son el superintendente de la academia, teniente general John Dallager; el segundo en el mando, brigadier general Taco Gilbert; el vicecomandante de la institución, coronel Robert Eskridte, y la comandante de instrucción de cadetes, coronel Laurie Slavec.

La Fuerza Aérea designó como sustituto de Dallager, quien pasa a retiro, al mayor general John Rosa, y el brigadier general Johnny Welda fue designado para suceder a Gilbert, quien fue asignado al Pentágono.

Hace algunas semanas, unas 60 cadetes han denunciado que los oficiales de la Academia de la Fuerza Aérea no tomaron en serio sus denuncias de violación sexual. Según las denuncias, en algunas ocasiones los responsables de las violaciones habrían recibido castigos simbólicos, en otras las autoridades insinuaron que los incidentes eran culpa de las mujeres, y en otras fueron las denunciantes las que recibieron reprimendas de sus oficiales.

Las violaciones habrían sido cometidas tanto por cadetes como por oficiales activos masculinos. Una cadete afirmó que recibió en tres ocasiones abusos sexuales.

 

Estados Unidos inicia consulta sobre bioterrorismo

Estados Unidos fijó para el 4 de abril el último plazo, para que empresas que comercializan alimentos a ese país den a conocer su opinión sobre las nuevas medidas para evitar ataques bioterroristas. Estos reglamentos, que entraron en vigor en octubre pasado despertaron inquietud en la parte mexicana, debido a que este país es uno de los más fuertes vendedores de alimentos a Estados Unidos. Las nuevas medidas corresponden a dos reglamentos propuestos desde el pasado 3 de febrero como parte de la “Ley de Bioterrorismo” y plantean, por una parte, el registro de todas aquellas empresas que venden alimentos a Estados Unidos. En tanto que el segundo reglamento se refiere a una notificación previa obligada sobre el envío de productos alimenticios a territorio norteamericano aunque no sean para consumo en ese país, a fin de que sean registrados previamente y se tenga control sobre aquellos que ya tienen antecedentes de haber sido usados con fines terroristas.

 

Marzo 23 Domingo negro

El presidente George W. Bush y el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, exigieron a Irak un trato “humanitario” a los primeros prisioneros de guerra estadounidenses. Ofrecieron al mismo tiempo una contradictoria evaluación sobre el ritmo de progreso de la guerra. Al menos nueve infantes de Marina murieron en el peor enfrentamiento desde el inicio de la guerra, ocurrido en las riveras del río Eufrates, al noroeste de la ciudad de Basora. Al mismo tiempo, por lo menos otros doce soldados estadounidenses fueron tomados prisioneros, lo cual fue corroborado en imágenes transmitidas por la televisora Al Yazira, lo que motivó la indignación de la Administración de Bush. “Espero que los POW’s [prisioneros de guerra] sean tratados humanamente. Justo de la misma manera en que la nosotros estamos tratando a los prisioneros capturados: humanamente. Si no, la gente que maltrate a los prisioneros será tratada como criminales de guerra”, dijo Bush visiblemente compungido.

 

Bush dice que la guerra no terminará pronto

El presidente George W. Bush afirmó que las tropas estadounidenses en Irak han hecho “un buen progreso”, pero precisó que “esta guerra está lejos de ser terminada” y que “no podemos saber la duración”. Por su parte, el secretario de Estado, Colin Powell, afirmó en una entrevista de televisión que su país está determinado a terminar con rapidez el conflicto, con una pérdida mínima de personas y daños materiales. Powell descartó sin embargo la posibilidad de un cese al fuego, que en su opinión “no tendría propósito en este momento” y solo daría al mandatario iraquí “la oportunidad de creer que puede evitar las serias consecuencias que ha causado su régimen”. “Nada nos desviará”, aseguró Bush en su discurso, en el que acusó al régimen iraquí de ser una “banda de criminales” y aseguró que el gobierno de Saddam Hussein pierde paso a paso su seguridad en el poder, aun cuando al mismo tiempo su gobierno se vio obligado a responder a nuevas expresiones de duda sobre tácticas y recursos.

 

Premios Nobel de la paz, obispos y pacifistas arrestados frente a la Casa Blanca

Premios Nobel de la Paz, obispos y dos decenas más de activistas por la paz fueron detenidos el 25 de marzo pasado frente a la Casa Blanca. Encabezaban una protesta no violenta contra la guerra en Irak, que forma parte de una campaña nacional de resistencia a la política bélica del gobierno del presidente George W. Bush. Dicha campaña ha provocado arrestos en bases militares, oficinas gubernamentales y sedes empresariales en más de 60 ciudades de Estados Unidos. “Este es un crimen contra la paz”, corearon 21 activistas al ser esposados, detenidos y llevados a la cárcel por bloquear la banqueta frente a la Casa Blanca. Al final de la jornada, los detenidos sumaron 66 en total. “La guerra del gobierno de Bush contra Irak viola todos los valores que sostenemos como gente de fe y conciencia”, declaró el obispo Thomas Gumbleton, líder de la arquidiócesis de Detroit.

 

Bush pide 80 mil millones de dólares para la guerra

Al tiempo que informaba que el costo de la guerra en Irak será de hasta 80 mil millones de dólares, el gobierno estadounidense anunció “progresos dramáticos” en lo militar y denunció “actos traicioneros” por elementos iraquíes en el terreno. El presidente George W. Bush abordó los costos económicos del conflicto diciendo que serán cubiertos con una ley presupuestal adicional que se espera sea presentada próximamente, indicó el portavoz Ari Fleischer. La economía estuvo también en el centro de una sesión de trabajo en la que Bush recibió al secretario del Tesoro, John Snow; al secretario de Comercio, Don Evans, y al presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan. Bush había declinado hasta ahora abordar el tema del costo de la guerra. El mandatario se comunicó también con el primer ministro británico, Tony Blair, y el presidente del gobierno español, José María Aznar, para discutir la marcha de la guerra, y más tarde con el presidente ruso Vladimir Putin, para discutir la situación iraquí así como la posible cooperación en cuestiones humanitarias.