Campesinos mexicanos no firman acuerdo

Por Glenn Holland

Ciudad de México, abr. 11 ­ En el aniversario del asesinato del revolucionario mexicano Emiliano Zapata, se movilizaron más de cien mil campesinos y trabajadores por todo el país después del intento fracasado de firmar con el gobierno un Acuerdo Nacional para el Campo. Desde Yucatán a Baja California del Sur, los gobiernos de cada capital estatal se dieron cuenta que los campesinos exigen muchísimo más de lo que el gobierno federal les quiere ofrecer.

Max Hernández, líder de la Central Campesina Cardenista, criticó las propuestas ofrecidas por el gobierno esta semana. “Nos hacen cuentas alegres. El gobierno está disfrazando los números para hacer creer al público que hay un incremento al presupuesto.”

La semana pasada los dirigentes campesinos rehusaron firmar el Acuerdo porque el gobierno no está dispuesto a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte ni proveer 20 mil millones de pesos como parte de un plan de emergencia para el campo.

Después de dos meses de pláticas parecía que las cosas marchaban bien. El Secretario de Gobernación, Santiago Creel, dijo la semana pasada, “Estamos cercaÉ estamos muy cerca (a un acuerdo) y ha habido una disposición por parte de las organizaciones del campo y por parte del gobierno, que estoy seguro va permitir que esto concluya bien.”

Un día después el presidente de la organización campesina El Barzón dijo, “Prácticamente no hemos logrado nada. No ha habido avances sustanciales esta semana.”

El 3 de abril los dirigentes suspendieron una reunión con varios Secretarios del gobierno federal porque no especificaron cuanto iban a aportar al presupuesto. Alfonso Cuellar, de El Barzón dijo, “Se suspendió porque el gobierno no estaba preparado para dialogar.”

El 7 de abril, después de varias reuniones a puerta cerrada entre funcionarios del gobierno, se convocó una junta con los dirigentes campesinos en la cual se les ofrecieron 5 mil millones de pesos para su plan de emergencia a cambio de una firma. En vez de un Acuerdo Nacional para el Campo hay manifestaciones y marchas por todo el país.

En la Ciudad de México se congregaron en el Ángel de Independencia unas 50 mil personas para encaminarse hacia Los Pinos, la residencia oficial de Presidente Vicente Fox. Entre los que respaldaban el movimiento campesino estaban el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Frente Sindical Mexicano, la Unión Nacional de Trabajadores y el Sindicato de Telefonistas. Unos 60 mil de estos realizaron un paro laboral ayer como muestra de su solidaridad con los campesinos.

El presidente de El Campo No Aguanta Más, Miguel Luna, dijo que el gobierno solo engaña y se preocupa por faenas de publicidad en vez del bienestar de su gente. “El TLC tiene de cabeza a nuestro país pero el gobierno no nos hace caso.”

Secretario Creel dijo que todavía cree que la firma está cerca de realizarse porque habrá acuerdos complementarios al TLC y que se prestará atención específica al maíz y fríjol, pero no habló en términos fijos.

Con más de 26 mil personas en el campo viviendo en la extrema pobreza y una postura no clara por parte del gobierno, el movimiento campesino está planeando otra mega marcha para el 1 de mayo y, de ser necesario, un paro laboral nacional.