Dibujos de Karime Perea

En el país de Nomeacuerdo

En el país de Nomeacuerdo

doy tres pasitos y me pierdo.

Un pasito para aquí,

no recuerdo si lo di.

Un pasito para allá,

¡Hay que miedo que me da!

Un pasito para atrás,

y no doy ninguno más.

Porque ya, ya me olvidé

donde puse el otro pie.

 

Cuando La Noche Rondaba

¿Quién le puso al corazón

de la violeta silvestre

tantos puntitos de sol

y una pierna larga y verde?

 

¿Quién adornó de brillantes

su vestidura morada?

 

¿Por allí pasó el rocío

de prisa, en la madrugada?

 

O... le llovieron luceros

cuando la noche rondaba

Inés de Cuevas