UN TRABAJO DE ALTURA

Diversas profesiones y oficios encontramos a nuestro alrededor, todas y cada una de ellas tiene su importancia, interés y características específicas, en esta ocasión hablaremos de los pilotos aviadores.

¿Qué es y qué hace un piloto? Es una persona especializada en la conducción de navíos de superficie o aéreos. Este término se usa en sentido figurado o metafóricamente hablando para referirse a los conductores de vehículos terrestres (en competencias) entre los que se encuentran los automóviles y las motocicletas.

Este trabajo suele ser una aventura divertida cada día, pilotear un avión eleva la emoción segundo a segundo. Para poder comandar una aeronave se debe recibir la instrucción necesaria en las instituciones adecuadas y así poder obtener la licencia correspondiente al tipo de piloto que se pretende ser.

En cada continente existen asociaciones que deciden que preparación y que pruebas deben superar los pilotos como requisito para obtener la licencia correspondiente.

Existen diferentes categorías para los pilotos civiles. Piloto de vuelo libre, éste se divide en tres categorías: Parapente, Ala Delta y Planeador. Piloto privado, habilitado para pilotear aeronaves no dedicadas a la explotación comercial. Piloto comercial, habilitado para comandar aeronaves con explotación comercial que no transportan pasajeros y piloto de transporte de línea aérea, habilitado para actuar como piloto al mando de cualquier categoría de aeronave.

 

ARTES Y OFICIOS