La senadora Hillary Clinton intensificó ayer su campaña proselitista en Texas encabezando un evento comunitario en la población de Robstown. La senadora enfrenta la mayor crisis en su carrera por la nominación del Partido Demócrata a la Casa Blanca tras ocho derrotas a manos de Barack Obama y una dura sacudida en su equipo de campaña. Foto Miguel Domínguez / Agencia Reforma.



Despiden empleados en Macy´s por crisis en las ventas

La compañía Macy’s, dueña de la cadena de grandes almacenes del mismo nombre y de Bloomingdale’s, anunció el despido de 2,550 trabajadores tras reconocer que sus ventas cayeron en 2007.

Con una plantilla de 188,000 empleados, la empresa precisó, en un comunicado, que dará de baja a 950 de ellos de su oficina central de Minneapolis, a 850 de Saint Louis y a 750 de Seattle, como parte del proceso de reestructuración iniciado.

La cadena de grandes tiendas, una de las más importantes en Estados Unidos, anunció esta noticia horas antes de informar que las ventas durante su último ejercicio fiscal —entre noviembre y enero— cayeron el 2.4% respecto del año anterior y el 7.1% solo durante el último mes del trimestre.

Sin embargo, en términos comparables (incluyendo solo las tiendas que estaban abiertas durante 2006 y 2007), el descenso habría sido del 1.4%, según datos de la compañía.

Además de estas cifras, que fueron peores que las previstas por los analistas, Macy´s indicó que su beneficio anual por acción se situará entre 1.85 y 2.15 dólares, aunque los números definitivos se anunciarán a fin de mes.

Tras difundir ambas informaciones y algunas iniciativas para impulsar su crecimiento, la empresa cayó en la Bolsa de Nueva York, donde sus títulos perdieron el 4.62%, hasta cerrar a 23.94 dólares.

 

El entusiasta voto latino cobra gran importancia

Los latinos que votaron con entusiasmo, rompiendo marcas de participación y aumentando su perfil de influencia nacional, tenían en mente algo más que una pugna entre candidatos o partidos. Su idea era responder a un deseo de cambiar el curso de las decisiones políticas que afectan a una comunidad diversa.

“Es muy claro que los hispanos están votando en números récord por candidatos que presentan una postura sensata respecto a la reforma migratoria. Nunca, en mis 40 años de organizador, he visto ese nivel de emoción en la comunidad”, señaló Eliseo Medina, vicepresidente del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicio (SEIU, por sus siglas en inglés).

Un estudio reciente de Pew Hispanic Center señaló que el 79% de los electores latinos señalaron a la inmigración como un tema importante a la hora de emitir su voto.

El sufragio hispano mostró fuerza en todo el país, también en los medios de comunicación en inglés de Estados Unidos; los medios extranjeros cubrieron con interés este surgimiento, que se reflejó en las cifras. Un ejemplo es California, donde los latinos apoyaron al Partido Demócrata con el 30% de los votos. Su tendencia en favor de Hillary Clinton ayudó a la senadora a ganar el premio más importante de los 24 estados en pugna.

Además, tras las multitudinarias marchas pro inmigrantes de 2006, se notó un gran incremento en el interés por la naturalización y un intenso trabajo por aumentar el registro de votantes. Esos esfuerzos darán sus frutos en las elecciones de noviembre.

Según activistas, el discurso antiinmigrante, impulsado por representantes del Partido Republicano, pero también por algunos congresistas demócratas, no ha servido ni siquiera para ganar en la contienda primaria republicana.

Surge, entonces, John McCain como candidato republicano. Para Cecilia Muñoz, del Consejo Nacional de la Raza, aunque el senador de Arizona ha atemperado su postura pro reforma migratoria, no ha usado la retórica tanto como sus colegas.

“Creo que la emergencia de McCain va a calmar la oratoria antiinmigrante en la campaña presidencial. Tiene una larga relación con los latinos en su estado”, dijo Muñoz.

 

Empezarán a entregar Green Cards demoradas

En un intento por reducir el rezago en la expedición de las llamadas “Green Cards”, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) decidió agilizar el trámite de residencia permanente para quienes, hace más de 180 días, están a la espera de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) entregue el reporte de antecedentes criminales.

Los casos que llevan más de seis meses de demora son alrededor de 150,000, de los cuales unos 30,000 ya han cumplido más de tres años sin avances.

Chris Bentley, secretario de Prensa en Washington del Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), confirmó que el 4 de febrero la agencia emitió un memorándum interno que anunciaba la puesta en marcha de la medida de manera inmediata.

Actualmente, Bentley dijo que hay 47,000 Green Cards listas en el USCIS para ser entregadas, pero que debido a la falta del chequeo de antecedentes no lo han hecho.

“Esta disposición no pone en riesgo la integridad del sistema, solo queremos otorgar la tarjeta de residencia; si cuando la FBI envía su reporte, se encuentra algo negativo de esa persona, podemos quitársela y proceder a su deportación”, confirmó el representante del organismo. “Es algo que hacemos para beneficiar a la gente y lo queremos realizar tan pronto como nos sea posible”, agregó.

Por otra parte, la Oficina de Prensa de la FBI en Los Ángeles destacó que la agencia continuará haciendo los procesos de revisión como lo ha hecho hasta ahora y que la decisión de otorgar las Green Cards fue del DHS.

Según una portavoz del FBI, en muchos casos, el retraso se debe a la antigüedad de los expedientes, que obliga a revisarlos manualmente, y a la presencia de nombres muy comunes entre los solicitantes del documento.

El doctor Raúl Godínez, experto en inmigración, advirtió que aunque la persona obtenga su permiso de residencia, en caso de que la FBI encuentre antecedentes que no había declarado, podría revocársele este derecho y ser deportada.

 

Dudas acerca del efecto del paquete de estímulo económico

El paquete de estímulo económico, que incluye devoluciones de dinero a los contribuyentes, podría haber llegado demasiado tarde para impedir una recesión; sin embargo, muchos expertos destacan que la “inyección” de 168,000 millones de dólares a la decaída economía podría determinar una breve declinación o una situación mucho más grave.

El presidente George W. Bush promulgó una medida con el fin de que se envíen cheques a más de 130 millones de personas a partir de mayo, por un monto que iría desde 300 hasta 1,200 dólares.

Las familias con hijos recibirán sumas adicionales de 300 dólares por cada niño, mientras que los negocios también se beneficiarán con exoneraciones tributarias que les permitirán aumentar sus inversiones en plantas y equipos.

Un estudio de The Associated Press-Ipsos estableció que solo un 19% de los encuestados dijo que iba a gastar las devoluciones. Un 45% expresó que pagaría cuentas pendientes con ese dinero, mientras que un 32% manifestó que lo invertiría.

Muchos analistas esperan que de dos quintos a dos tercios de los reembolsos sean gastados en los primeros seis meses, tal como ocurrió en el pasado. En ese caso, el plan de estímulo funcionará para ayudar a que la economía se recupere.

 

Bush pidió al Congreso que no asigne más fondos para acelerar trámites de inmigración

El presidente George W. Bush pidió al Congreso que destine fondos para ayudar a las empresas a deshacerse de los trabajadores indocumentados, pero no solicitó dinero adicional para que los inmigrantes legales puedan acelerar su naturalización y ser ciudadanos norteamericanos.

En su plan presupuestario, Bush requirió 100 millones de dólares para ampliar la Verificación-E, el sistema utilizado por los empresarios y empleadores a fin de comprobar si los trabajadores que contratan son documentados.

Sin embargo, no pidió al Congreso que asigne más fondos para agilizar la tramitación de la ciudadanía o los permisos de residencia de millares de personas que viven en el país o entraron legalmente en él, y que tendrán que pagar tasas sustancialmente encarecidas desde el año pasado.

En lugar de ello, el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) recurrirá a 468 millones de dólares en impuestos para reducir la acumulación de tramitaciones en 2010. Ese dinero es solo una parte del monto total cobrado por todos los trámites.

El secretario del Departamento de Seguridad Interna (DHS, por sus siglas en inglés), Michael Chertoff, dijo a mediados del año pasado que el aumento de esos tributos dará al organismo el dinero necesario para ponerse al día en las gestiones de pedidos. En total, 7.7 millones de solicitudes fueron recibidas por el USCIS durante el año fiscal que concluyó el 30 de septiembre de 2007, lo que significa un aumento de 1.4 millones con respecto el año fiscal anterior.

“La acumulación ha vuelto a ser la que era al principio y la oficina ha vuelto a hacer lo que solía hacer entonces, que es robar a ‘Pedro’ para pagar a ‘Pablo’. Ahora desvían recursos de los residentes permanentes para costear la tramitación de ciudadanía”, dijo Crystal Williams, directora adjunta de programas de la Asociación Norteamericana de Abogados, expertos en inmigración (AILA, por sus siglas en inglés).

El USCIS aumentó las tasas en julio pasado, principalmente, para recaudar unos 1,500 millones de dólares a fin de modernizar su sistema de computación, contratar y entrenar nuevos empleados, mejorar sus oficinas y otros gastos.

En la actualidad, obtener la nacionalidad norteamericana cuesta 595 dólares (el año pasado costaba 330), mientras que el importe para obtener lícitamente la Green Card es de 1,010 dólares (2007, 395 dólares). Además, los solicitantes de ambas deben pagar otros 89 dólares para registrar sus huellas dactilares.

 

Crece el electorado latino en Illinois para las elecciones presidenciales

Si en algo coinciden expertos y analistas es en que los comicios de noviembre registrarán altos niveles de participación electoral. Además anticipan, especialmente, una movilización de nuevos ciudadanos de origen hispano a las urnas.

El doctor Juan Andrade, director y presidente ejecutivo del Instituto de Liderazgo Hispano de Estados Unidos (USHLI, por sus siglas en inglés), dijo que en Chicago los mayores progresos se han visto entre “los nuevos ciudadanos y la juventud (latina)”. “En los últimos 18 meses se han registrado más de 40,000 votantes nuevos (en todo Illinois), de los cuales más de 10,000 son latinos naturalizados”, explicó Andrade. Pero la cifra podría ser mayor.

El tono negativo del debate migratorio y las intensas campañas de naturalización y de registro de votantes parecen haber tenido efecto, incluso a pesar de que los retrasos de los servicios de Migración impedirán que muchos sufraguen en noviembre.

“Pero, de seguro, la cantidad de electores latinos ha aumentado y sigue aumentando, y el esfuerzo para inscribir a jóvenes en los comicios ha tenido un impacto positivo”, señaló el directivo. Y agregó que el USHLI ha auspiciado un programa de inclusión plebiscitaria por 12 años, tras los cuales se evidencia que el 42% de los votantes latinos de Chicago tienen menos de 29 años.

En el caso de Illinois, las razones para sufragar son claras porque ese estado alberga a la segunda población mexicana más grande en Estados Unidos, después de Los Ángeles. A esta comunidad, el tema migratorio le toca de cerca, y puede suceder que un gran porcentaje de sus miembros no tengan sus documentos en regla; sin embargo, cuentan con familiares o amigos que sí son ciudadanos, que pueden naturalizarse y registrarse para votar, y que lo han hecho.

Asimismo, es importante recordar que la ciudad de Chicago fue escenario de la primera gran marcha migratoria en 2006, cuando casi medio millón de personas salieron a las calles para exigir una reforma integral. Si bien esta no se consiguió, el tono del debate se tornó cada vez más agrio e insultante, no solo para los inmigrantes sino también para los hispanos naturalizados o nacidos en el país.

Por eso, en la actualidad, aunque hay motivos de sobra para acercarse a las urnas, algunos organizadores temen que muchos de esos nuevos electores se sientan intimidados por la atmósfera negativa que ha generado este debate.

 

Pelosi será la principal disertadora en la Cena de Premiación de la Conferencia Legislativa

La Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos (USHCC, por sus siglas en inglés) anunció que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, tendrá a su cargo el discurso principal de la Cena de Premiación de la Conferencia Legislativa USHCC 2008. El tema sobre el cual disertará será “Hispanic Business: Shaping Tomorrow’s Policy” (“Negocios hispanos: Conformando la política del mañana”). La conferencia es el principal foro parlamentario de la comunidad de negocios latina, y se llevará a cabo en la ciudad de Washington, DC, del 11 al 13 de marzo.

“Es un honor participar junto a la USHCC en este evento, ya que la institución es una valiosa aliada que se involucra con los negocios hispanos de la Nación y una poderosa defensora de las familias latinas. Los demócratas en el Congreso han trabajado con la USHCC en la aprobación de una legislación trascendental que les otorga a los comercios de origen latino las herramientas y el capital que necesitan para triunfar”, expresó Pelosi.

La velada consistirá en la entrega de galardones a un grupo distinguido de funcionarios que han fomentado el progreso del espíritu empresarial hispano.

Pelosi ha hecho historia en el país, al convertirse en la primera mujer que ocupa el cargo de presidenta de la Cámara de Representantes. Además, la funcionaria electa de más alto rango que ha tenido la Nación ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión gubernamental, después del vicepresidente Dick Cheney.

La Conferencia Legislativa congrega a los principales dueños de negocios, representantes de cámaras de comercio, líderes de opinión y funcionarios del Gobierno nacional en tres días de reuniones para intercambiar puntos de vista acerca de las preocupaciones parlamentarias más urgentes y de los empresarios hispanos, que constituyen el segmento de mayor cantidad de transacciones y de más rápido crecimiento del país. Entre los principales temas que acaparan la atención, figuran la ampliación de las relaciones y del comercio hemisférico, las telecomunicaciones, la eficiencia energética y las oportunidades de adquisición federal.