TRES TRIUNFADORES HABLAN DE SU VIDA EN LA UNIVERSIDAD

Por: Jimmer y Zulma Prieto.

Cada año, los meses de abril hasta julio constituyen un tiempo de trabajo muy agradable para El Puente porque son meses de celebración. Este es el tiempo en que se gradúan cientos de jóvenes de la comunidad latina, tanto de la escuela superior como de la universidad. Nos encanta registrar su triunfo porque es el triunfo del pueblo de inmigrantes. Sin ellos, el esfuerzo tenaz de miles de trabajadores pasaría inadvertido, sin una recompensa válida. Este año queremos abrir la temporada del triunfo presentando a estos 3 jóvenes valientes, graduados de Goshen College, que constituyen un motivo de orgullo para sus familias y para las generaciones menores que los observan.

Hugo De Luna

23 años. Nacido en Aguascalientes, México. Hijo de Javier y Graciela Rivera. Se gradúa con diploma en Educación, en el área de Matemáticas.

Matemáticas, Música y Pedagogía. Estas tres cosas te apasionan. Cómo están entrelazadas con tu vida? Siempre me fascinaron las matemáticas y a la vez, desde muy chico yo quería ser maestro. Empecé a tocar violín en la escuela media, continué en la escuela superior y en Goshen College he tenido la oportunidad de desarrollar esa pasión. He tocado con varios grupos y ahora estoy componiendo música. Hasta consideré la posibilidad de ser director de música, pero mi pasión por ser maestro era superior. Fue así como me decidí a hacer mi “major” en Matemáticas y mi “minor” en educación. Yo creo que en mi caso, esto de ser maestro es un asunto de vocación.

Cuál ha sido el momento más difícil que has tenido que afrontar en todo tu tiempo en GC? Está relacionado con mi familia. Cuando decidí entrar al College mi familia no estaba preparada para dar ese paso conmigo. Ellos no sabían las implicaciones que traía esa decisión. A lo largo de mi carrera ellos han ido aprendiendo a desprenderse. Fue difícil para ellos saber que yo no podía estar en casa todo el tiempo. También para mí ha sido motivo de tensión vivir en casa y al mismo tiempo asistir a todos los eventos de la universidad. Pero he llegado al final y esa es la recompensa por el esfuerzo que todos hemos tenido que hacer. En mi casa son muy burleteros. A veces se ríen de verme estudiando tanto, pero siempre con mucho respeto y apoyo. Yo soy el primero de toda mi familia que se gradúa de la universidad.

Mirando al futuro. Como te ves a tí mismo, de aquí a 10 años? Me veo ejerciendo como maestro de matemáticas. Ahora mismo tengo una oferta de Goshen High School para hacer mi práctica de servicio social y la acepté. Esta práctica consiste en ejercer al lado de un maestro experimentado por un tiempo de 6 meses, el último de los cuales yo debo enfrentar la totalidad de la clase con todas sus responsabilidades. Me hubiera gustado explorar otras escuelas pero quise acceder a la generosidad de Mr. Kirkton, el director de la escuela. No pienso dejar mi violín. Eventualmente me gustaría tomar otros cursos de especialización en música.

Qué consejo le darías a otros estudiantes que quieren entrar también a la universidad? Que una vez que decidan entrar le echen ganas. Mi mayor logro hasta ahora ha sido graduarme del colegio y lo logré porque nunca me di por vencido. Que nunca se den por vencidos, a pesar de todos los obstáculos que se les van a presentar.

José Luis Robledo

23 años, Aguascalientes, México. Hijo de José Luis Robledo y Ma. Del Carmen Martínez. Se gradúa con un diploma en Comunicación y Negocios.

Qué papel ha jugado tu familia en todo este proceso de tu educación universitaria? Comenzaré diciendo que para mí era un hecho que yo tenía que ir a la universidad. Yo sabía que iría a la universidad, ya fuera aquí o en México. Desde muy chico mis padres siempre me lo inculcaron, aunque ellos mismos no pasaron de la educación elemental. Mi madre siempre me dijo que el estudio era la única herencia que me podían dejar. Este interés de mis padres ha sido fundamental porque tengo varios hermanos que se han graduado de la universidad; yo no soy el primero.

De dónde sacaste tu interés por la gimnasia olímpica, especialmente Salto con Garrocha? Cuando estaba en México me gustaba asistir a los desfiles deportivos y las presentaciones de gimnasia, pero no había nada que me gustara tanto como el salto con garrocha. Cuando llegué a los Estados Unidos descubrí que había posibilidades de hacer algo en este campo. Aunque no muchos latinos se inscriben en atletismo, yo lo hice y comencé a practicar este deporte. Esto fue en high school. Gracias al atletismo, conocí mucha gente, participé en competencias, gané trofeos y hasta obtuve una beca para estudiar en la universidad. En Goshen College he practicado mucho y me gustaría seguir practicando, incluso después de graduarme. Lo que pasa es que este es un deporte en que se necesita equipo y no siempre se encuentra gente que quiera seguir saltando.

Mirando al futuro. Como te ves a tí mismo, de aquí a 10 años? Mi sueño toda la vida ha sido trabajar con National Geographic. Soy un poco aventurero. Me gusta viajar, me gustan las actividades que implican riesgo y me veo al futuro como un videógrafo científico, haciendo documentales de pueblos y culturas, así como de la naturaleza y los mares. (Sonríe mientras añade que le gustaría fotografiar tiburones). México está en mi panorama. Si no puedo desarrollar mi carrera aquí, regresaría a México para hacerlo.

De qué manera te han afectado los problemas de inmigración que afrontan los latinos en esta área? A mí me han afectado directamente. Mi licencia de conducir caducó y he tenido dificultades para adquirir otra. Entonces tuve que cambiarme a una casa que está más cerca de la universidad. Ahora camino de la casa a la universidad y he dejado de usar el vehículo.

Israel David Martínez

23 años, nacido en San Luis Potosí, México. Hijo de Pedro y María del Rosario Benítez. Se gradúa con un diploma en Comunicación

Qué papel ha jugado tu familia en todo este proceso de tu educación universitaria? Provengo de un hogar muy humilde en México. Aún recuerdo cuando tenía que buscar monedas atrapadas en las orillas del sofá para completar el pago del bus para ir a la escuela. A pesar de las dificultades económicas, ellos siempre me inculcaron el estudio. Además, tengo un hermano mayor que también se graduó de Goshen College. Su nombre es Ulises Martínez y actualmente está haciendo una maestría como ingeniero químico. Así es que con el ejemplo de mi hermano y la motivación permanente de mis padres, para mí era una cosa normal ir a college.

Triunfando incluso antes de graduarte. Cuéntanos del video que filmaste llamado “Fuerza” y del impacto que ha tenido. Nunca pensé que el impacto del video “fuerza” llegara a ser tan grande. Este video se ha proyectado en muchos sitios y ha llegado a lugares insospechados por su contenido social. Hace poco nos informaron que nos habíamos ganado un premio. Lo más importante es que la experiencia con el video me abrió los ojos en cuanto a mi futuro. Todas las etapas del video me encantaron: La grabación, las entrevistas, el guión, la edición tecnológica, todo; por lo cual decidí que quiero ir a una escuela de cinematografía para especializarme. Tengo buenas referencias de Argentina y España, y me gustaría hacer mis estudios de posgrado allá o incluso aquí, si surge la oportunidad.

Mirando al futuro. Como te ves a tí mismo, de aquí a 10 años? Me veo como un productor de cine de contenido social. Esta es mi forma de relacionar mi carrera con mi preocupación por los problemas de la comunidad. También me veo viajando a otros países por razones de mi trabajo, aunque México no está en mi panorama. Amo la cultura de mi país pero prefiero ejercer por ahora en otros medios.

De qué manera te han afectado los problemas de inmigración que afrontan los latinos en esta área? Estos problemas nos afectan mucho. Aunque la vida dentro de la universidad es muy cómoda, los estudiantes que vivimos con nuestra familia sentimos todos los días las dificultades que tiene la gente para ir al trabajo y para abrirse paso honestamente.