Inicio

elpuenterelojdearena

  • Edición impresa de Abril 7, 2009.

¿Sabías qué?

El conejito de Pascua tiene sus orígenes en las celebraciones anglo-sajonas pre-cristianas. El conejo, considerado un animal sumamente fértil, era el símbolo terrenal de la diosa de la primavera Eastre; de ahí el nombre de Easter Bunny, y el mes de abril estaba dedicado a esta diosa.

Esta tradición fue traída a América por los alemanes que llegaron durante el siglo XVIII. La llegada del “Oschter Haws” en alemán, “Easter Bunny” en inglés o “Conejo de Pascua” en español, era considerada uno de los más grandes placeres de los pequeñines de aquella época. La visita de este personaje primaveral es equivalente a la llegada de Papá Noel (Santa Claus) en Navidad.

Los niños creían que si se portaban muy bien el Conejo de Pascua dejaría huevos de colores, y se daban a la tarea de construir lindos nidos en la casa, el jardín y el granero donde el conejito podía poner sus huevos. De ahí viene la tradición de decorar lindas cestas para los huevos que los niños encuentran el domingo de Pascua.

La relación de los huevos con el conejo se da porque durante mucho tiempo fue costumbre intercambiar huevos decorados con muchos colores, ya que el huevo representa el inicio de la vida. Los cristianos adoptaron esta costumbre relacionando los huevos con la resurrección de Jesucristo, representando el inicio de una nueva vida.

Los huevos de Pascua en la antigüedad eran de pato o gallina y se les regalaban a los niños en la Edad Media. A partir del siglo XIX los cristianos intercambian huevos en la Semana Santa, acompañados de un pequeño regalo.

La tradición actual es que el domingo de Pascua el conejo les deja a los niños dulces como conejos de azúcar o chocolate, huevitos de dulce, etc. Los primeros conejos de azúcar fueron hechos en el siglo XIX por reposteros alemanes. En esa época aparecen también los primeros huevos de chocolate con sorpresas en su interior.

¿Estás listo para decorar tus huevos, y recibir los dulces del conejito de Pascua? Diviértete y Felices Pascuas.

 

El conejo de Pascua

Existe una leyenda sobre el conejito de Pascua y cuenta que:

Hace muchos años, cuando metieron a Jesús, quien había fallecido, al sepulcro que les había dado José de Arimatea, dentro de la cueva se encontraba un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto.

El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía preguntándose quién sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas.

Así pasó mucho rato, viéndolo; pasó todo un día y toda una noche, cuando de pronto, el conejo vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto.

Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca!. El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado.

Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo.

Desde entonces, cuenta la leyenda, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

Celebra con alegría estas fechas y disfruta la vida durante todo el año.

reloj0409a

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces