yearsininternet publicite
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Abril 20, 2010

 

Plantar huertos y jardines se ha puesto de moda y yo estoy a favor de esto. No solo nos da la oportunidad de estar en estrecho contacto con la naturaleza, sino que además, si se presta atención, se obtiene gran cantidad de consejo gratis.

Una de las primeras cosas que aprendí de la jardinería es que se pueden seguir todas las reglas que la gente conocedora dice que deben seguirse; sin embargo madre naturaleza tiene cierta forma de hacernos saber que no estamos en control; cambios pueden ocurrir y de hecho suceden.

Uno nunca sabe si va a ser un buen año para tomates o berenjenas y es imposible predecir si este año será de altas temperaturas y seco o si no dejará de llover por varios días, o peor aún, si una vez se ha sembrado todo, nos llega una helada pavorosa.

Aquellos que jamás han sembrado algo, tan solo van al supermercado y se quejan de que no encuentran esto o lo otro, o que las cosas no se ven bien o están muy costosas. Para aquellos que no aprecian como crecen las plantas y como llegan los productos a su mesa, sería una constatación con la realidad sembrar algo y verlo crecer.

Hace poco, yo misma tuve la oportunidad de ver a un grupo de niñas de edades 7 a 12 años, en su primer encuentro con el proyecto de hacer un semillero! Fue un momento muy emocionante verlas seguir todos los pasos, desde llenar vasitos de papel con tierra y verter agua hasta mirar a los paquetes de semillas y escoger qué iban a plantar! Fue aún más emocionante saber que otro grupo que había pasado por la misma experiencia una semana antes estaban asombrados de ver los tallitos verdes aparecer en los vasitos de papel!

Los niños están animando a los padres y amigos a sembrar. Puede que no tengan la dedicación y paciencia para cuidar de las plantas durante toda la temporada, pero es una experiencia intergeneracional muy gratificante cuando se mezcla el entusiasmo con el conocimiento y cuidado de los adultos y el consejo de los ancianos.

No es de eso de lo que se trata la vida? Aprender y trabajar juntos, no solo comprar ‘cosas’ en todas partes? ¿No aprendemos a respetar y apreciar el trabajo de otros, una vez que entendemos como trabajan de duro para proveer el alimento que nos llega?

El tiempo empleado en sembrar, cuidar y cosechar son el famoso ‘tiempo de calidad’ del cual tanto hablan los psicólogos. Es en el tiempo de trabajo conjunto donde aprendemos acerca de los pensamientos y sueños de otros, y descubrimos sus deficiencias y fortalezas. También es allí donde descubrimos los talentos específicos que se desarrollan al vivir y trabajar con otros.

El mensaje constante de la naturaleza es el de recordar como todas las criaturas en la tierra están aquí por una razón y dependemos unos de otros para el bienestar general del lugar. Al decir esto, me estoy refiriendo no solo a los parientes, vecinos o amigos, sino también al agua, el aire, la tierra, los animales y los insectos que nos rodean aquí y de otros que viven en otros espacios lejos pero con las mismas necesidades que nosotros.

Como lo mencioné antes, cada estación nos trae consejo saludable gratis del universo mismo, es nuestra decisión escuchar cuidadosamente o continuar viviendo sin tener noción alguna de donde estamos o por qué estamos aquí.

 

 


 

familiesfirstanimatedgif


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

census

guiacomm

danzapeligrosacol1a

adversite3a

letrasgraficoboton1

banner5a

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
botoneditesp
ervsweb1
smallseleccionado
smallad2
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces