Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Abril 16, 2013

México-Estados Unidos: ¿una relación de fronteras?

En el primer mandato de Obama, el tema México estuvo casi ignorado; mientras en la administración de Felipe Calderón (2006-2012) no se apreciaron avances significativos.

En esta ocasión, tras anunciar su visita a este país, el presidente estadounidense lamentó que a veces la relación México-Estados Unidos se caracterizara justamente por ser de frontera o simplemente sobre los cárteles de la droga, cuando en realidad debería ser más que eso. Por ello, la tónica de este nuevo acercamiento parece diferente.

Delineada desde el 27 de noviembre de 2012, la agenda de mayo entre los líderes de ambas naciones “como socios globales responsables”, incluye, según la cancillería mexicana, trabajar en la “identificación de nuevas vías para ampliar los beneficios mutuos de su cooperación en América del Norte”. Los puntos previstos para el diálogo son muchos, pero temas hasta ahora relegados, como migración, comercio y seguridad, marcan la relación México-Estados Unidos. Tales asuntos se entrelazan con las tres batallas decisivas de Obama en política interna: reforma migratoria, control de armas y deuda pública.

Por un lado, el residente de la Casa Blanca podría saldar la postergada promesa hecha a los hispanos en 2008 pues al parecer está a punto de salir la reforma migratoria. Al respecto, Peña Nieto dijo: “es un tema de la política norteamericana, pero que mi gobierno ve con gran simpatía, pues, daría la oportunidad a mexicanos de mejorar su vida en Estados Unidos”, añadió. No debe olvidarse que de los inmigrantes en Estados Unidos, 60% son mexicanos y más de 50% de ellos están indocumentados.

El otro tema de interés interno para los norteamericanos es el control de armas. En este sentido, Estados Unidos es considerado como la fuente incontrolada de armas que nutre a los grupos de narcotraficantes que operan en México, los mismos que suministran al mayor consumidor del mundo la droga llegada desde Sudamérica.

En el marco del segundo aniversario del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, el poeta mexicano Javier Sicilia, exigió a Peña Nieto acabar con las “buenas intenciones” y discutir el control de armas desde Estados Unidos a México.

“No habrá paz mientras del otro lado de la frontera no se regule el consumo de las drogas y no se haga una política seria de control del armamento de exterminio”, destacó Sicilia y llamó al mandatario mexicano a adoptar una postura firme contra el tráfico de armas, tema que, según dijo, no puede faltar en sus conversaciones con Obama.

Por su parte, la legisladora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Guadalupe Pérez, afirmó que cada año se cometen miles de asesinatos con armas de alto poder que entran ilegalmente a México como consecuencia de la corrupción, la impunidad y la complicidad de autoridades.

Para muchos mexicano, en los actos de violencia y muerte que ocurren en México y a lo largo de los tres mil kilómetros de frontera, hay una responsabilidad compartida que los vecinos del norte tienen que asumir.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces