Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Abril 16, 2013

México del Norte • Huéspedes y Anfitriones

Es un hecho, o por lo menos eso reportan los medios de comunicación: la reforma migratoria se aprobará en breve y el presidente Barack Obama la firmará a finales del verano. La ilusión de reforma viene de un supuesto acuerdo entre la central sindical más grande del país, la Federación Americana del Trabajo (AFL-CIO) y la Cámara de Comercio de Estados Unidos en uno de uno de “los puntos más sobresalientes, uno de los mayores obstáculos”, el tema de los inmigrantes del futuro, de los trabajadores internacionales.

Según los chismes (porque nadie se ha atrevido a publicar nada), el acuerdo no se negoció personalmente, sino en vía telefónica entre el Presidente de la AFL-CIO, Richard Trumka, el de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Tom Donohue, y el senador demócrata Chuck Schumer.

Los neobraceros “gozarán del mismo salario que se pague a los trabajadores americanos o el salario prevalente en una industria determinada”, dicen. Irán pasando “de 20 mil a 75 visas al año” y podrán venir cuando “haya escasez de trabajadores en industrias como la construcción, la hotelería y los restaurantes hasta un límite de 200 mil trabajadores en un año. El número variará de acuerdo al desempleo y la falta de trabajadores en algunos empleos”. Así se reportó en los medios, aunque con las aclaraciones de todo puede cambiar.

Según estos rumores, los neobraceros tendrán “amplia protección, incluyendo el derecho de cambiar de trabajo, y eventualmente conseguir la residencia y hasta la ciudadanía estadounidense si es que la quieren”. El acuerdo de la AFL-CIO se debe a que los braceros de antes estaban sujetos a un solo patrón, y los del futuro ya no: “it’s big deal”, como dicen por acá.

Pero, lo que en realidad es un “big deal”, es el gran cambio de la AFL-CIO. Hay que recordar que en 2006, el año de las grandes marchas migratorias, el entonces presidente de la AFL-CIO, John Sweeney, escribía: “Permitir la explotación de los trabajadores inmigrantes –en el programa Bracero de ayer o el de trabajadores huéspedes de hoy– es inmoral y alejado de los valores a los que Estados Unidos aspira. Si los patrones demuestran una necesidad real de trabajadores de fuera, las leyes de inmigración deben permitirles la entrada con todos los derechos y protecciones de cualquier trabajador, y no tratarlos como conveniencia temporal sino como miembros completos de nuestra sociedad”.

No le faltaba razón a Sweeney, y para muestra basta un botón. La misma semana que se anunció el acuerdo del programa de trabajadores huéspedes, un grupo de ellos fue a Chicago a visitar al “jefe de jefes” de McDonald’s, don Thompson, para denunciar los abusos a que fueron sometidos en su cadena de restaurantes.

Llevaban sus visas J1, de trabajadores huéspedes temporales, y a la casa de Thompson llegaron después de hacer eventos en Pittsburgh, Nueva York, Filadelfia y Washington, D. C. En Chicago, entregaron una petición con 100 mil firmas solicitando que se les pagaran sus salarios atrasados, además, McDonald’s debía reembolsarles los gastos de pasajes de ida y vuelta a sus países de origen.

Pidieron también “que McDonald’s ofrezca salarios dignos y trabajo de tiempo completo; que la cadena revele dónde tiene trabajadores huéspedes y que firme un acuerdo de respeto a los trabajadores, incluyendo no vengarse de ellos si denuncian las malas condiciones laborales; que el Departamento de Estado proteja a los trabajadores huéspedes del programa J1 y que se cree una política de protección a los trabajadores huéspedes contra las deportaciones”.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces