Inicio

elpuenteinternacional

  • Edición impresa de Abril 1, 2014

En un clima cordial, Obama y Francisco hablaron de desigualdad y del nuevo programa de salud”

El presidente Barack Obama mantuvo una reunión de casi una hora con el Papa Francisco, el pasado jueves 27. La conversación giró en torno a la situación mundial, aunque el líder religioso manifestó su preocupación por el plan de cobertura médica de Estados Unidos y aceptó la invitación del mandatario a visitar la Casa Blanca.

Obama lucía relajado y bromeó con el Papa durante la parte pública de su primera reunión ante periodistas.

Pero un comunicado del Vaticano dado a conocer más tarde indicó que el tramo privado de la reunión se desarrolló en un tono mucho más serio.

De acuerdo con el comunicado, Obama fue informado sobre las preocupaciones del Vaticano acerca del “ejercicio de los derechos a la libertad religiosa, a la vida y a la objeción de conciencia» en Estados Unidos.

Este punto se refiere al controvertido programa de salud, que requiere que los empleadores cubran el costo de la anticoncepción en los planes de seguros.

Sin embargo, Obama señaló en una rueda de prensa posterior que «no se tocó en detalle» el plan de cobertura médica. «Prometí seguir dialogando con la Conferencia de Obispos (Católicos) para asegurarnos de conseguir un balance apropiado», subrayó.

El mandatario reconoció diferencias de opinión con el Papa en una serie de temas, pero destacó que el Pontífice debería ser una fuente de inspiración para los políticos.

«Es un gran honor. Soy un gran admirador», expresó el presidente cuando el Papa lo saludó en su biblioteca privada.

Luego, Obama invitó al Papa a visitar la Casa Blanca al darle un simbólico presente de semillas y vegetales del jardín de la residencia presidencial. «Si tiene oportunidad, puede venir a la Casa Blanca y ver el jardín», lo invitó al explicarle el regalo. “¡Cómo no!”, respondió el Pontífice en español.

FRUSTRACIONES PRESIDENCIALES

A su vez, el Papa le entregó a Obama dos medallas conmemorativas y una copia encuadernada en cuero rojo del Evangelii Gaudium («La Alegría del Evangelio»), un documento que Francisco escribió el año pasado y que es visto como el mapa de ruta de su papado.

Antes de la reunión, Obama dijo al diario Corriere de la Sera que la «gran autoridad moral» de Francisco había sumado peso a las peticiones de compensar los crecientes desequilibrios entre ganadores y perdedores de la globalización y el cambio económico.

«En Estados Unidos, en las últimas décadas, hemos visto una creciente brecha entre los ingresos de los que están muy arriba y los de una familia típica», sostuvo.

Desde su elección hace un año, el Papa criticó en varias ocasiones el capitalismo desenfrenado, los excesos que están detrás de la crisis económica mundial, y la creciente brecha entre ricos y pobres, incluso en países desarrollados.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces