Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Abril 7, 2015

Por las críticas, Indiana y Arkansas se ven obligadas a modificar la ley discriminatoria contra la comunidad gay

Los gobernadores de Indiana y Arkansas se vieron forzados a rectificar una ley que los puso en el centro del debate nacional. La llamada legislación por la libertad religiosa supuso tal cascada de críticas negativas que tanto Asa Hutcinhson en Arkansas, como Mike Pence en Indiana -el líder de la iniciativa- firmaron la reforma a la legislación para tratar de suavizar la situación.

El problema comenzó semanas atrás con la aprobación de una norma que permite que comercios y empresas puedan negarse a atender a clientes gays y lesbianas en nombre de sus creencias religiosas, una medida repudiada por gigantes como Wal Mart -con sede en Arkansas- y por el presidente de Apple, Tim Cook, un hombre que se declaró abiertamente homosexual hace tan sólo unos meses.

Cook publicó una carta en The Washington Post comparando la nueva legislación con la segregación racial que vivió el país hace años.

Toda esa presión, a la que se sumaron diversos boicots económicos a través de las redes sociales y por parte de algunas administraciones como la alcaldía de Seattle - tiene intención de prohibir el uso de fondos públicos para cualquier viaje de negocios a Indiana- llevó a ambos gobernadores a presentar modificaciones.

En Indiana, la reforma sostiene que la ley no puede ser usada como defensa legal por parte de aquellos que nieguen sus bienes o servicios a clientes por su orientación sexual. Y en Arkansas los legisladores cambiaron la ley para que fuera un reflejo de un texto federal de 1993.

Sin embargo, los múltiples detractores de la medida opinan que los cambios no son suficientes y pidieron que se elimine por completo, mientras que los que se declararon a favor alegan que las libertades religiosas todavía están bajo amenaza.

La creencia más extendida en los medios es que la intención de Pence en Indiana, el hombre que fue el blanco de todas las críticas, es permitir la discriminación contra el colectivo gay. El republicano, por su parte, se defendió indicando que “el proyecto de ley no es discriminatorio y si yo pensara que legaliza la discriminación de alguna manera, lo habría vetado”.

Chad Griffin, presidente de la Campaña por los Derechos Humanos que representa al colectivo gay, opinó sobre la modificación que aunque es un “paso hacia atrás frente al abismo, la lucha no se habrá terminado hasta que cada persona en Indiana sea exactamente igual ante la ley”.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces