Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Abril 7, 2015

Escribí esto para enviar a los medios locales, para expresar mi punto de vista sobre las ocurrencias políticas…

Hay muchas cosas sucediendo a nivel político estos días y nuestras comunidades han sido divididas por maniobras y tácticas vergonzosas. Creo que todos podemos estar de acuerdo en algo con respecto a la política: necesitamos más transparencia, honestidad y consistencia.

Yo soy un inmigrante. Trabajo tiempo completo en la zona occidente de South Bend, prestando servicio a nuestra oleada actual de inmigrantes en esta área. Como algunos pueden recordar, la zona occidente ha sido, durante un largo tiempo, el barrio donde nuestra comunidad recibe a los extranjeros. Desafortunadamente esta oleada actual no se ha sentido muy bienvenida, y no se les han otorgado las mismas oportunidades que a sus predecesores.

Hemos esperado largo tiempo por una renovación de nuestras políticas migratorias anticuadas. Los esfuerzos para reformar en serio el sistema migratorio quebrantado de nuestra Nación comenzaron en el 2013 cuando un grupo bipartidario de senadores anunció su plan para un abordaje integral a la reforma migratoria. Su plan se convirtió en propuesta de ley, S. 774, el Border Security, Economic Oportunity and Immigration Modernization Act del 2013.

Nos animó cuando el senador Joe Donnelly, por primera vez, apoyó públicamente a nuestra comunidad, votando a favor de esta propuesta importante que prometía una reforma migratoria real. El senador Donnelly estaba con la mayoría bipartidaria en el Senado, donde la propuesta de ley fue aprobada: una propuesta que ofrecía un camino hacia la ciudadanía para los más de once millones de inmigrantes indocumentados.

Pero, los Representantes de la Cámara no aceptaron esta propuesta. A pesar de nuestros esfuerzos continuos para que nuestra representante, Jackie Walorski, aprobara la reforma migratoria o aunque sea apoyara que la propuesta de reforma se propusiera en la Cámara Baja para un voto, ella se negó a ambas cosas. El progreso logrado por el Senado se estancó.

Nuestra comunidad se manifestó ante las palabras del presidente Obama, cuando en noviembre de 2014 afirmó su intención de arreglar nuestros problemas migratorios. La falta de acción en el Congreso requirió que él tomara acción para ayudar a mantener a las familias y comunidades juntas, y para ayudar a la economía a recuperarse. Cuando un juez federal en Texas emitió una orden restrictiva sobre la orden ejecutiva del presidente Obama y detuvo el proceso de ayudar a tantas familias de inmigrantes en nuestra comunidad, nos desanimó a todos. Esperamos, preguntándonos qué pasaría.

Hace dos semanas, al conducir hacia el trabajo, escuché un comercial atroz en U93 porque era racista y anti inmigrante. Nunca pensé que se inmiscuiría en nuestra comunidad, pero así sucedió. Y publicidades como esa separan a nuestra comunidad, crean un sentimiento anti inmigrante y ayudan a que nuestras políticas sean aún más divisivas.

Lo que agregó insulto al daño fue la postura inexplicable del senador Donnelly al tomar sus votos subsecuentes en contra de los inmigrantes. Para acabar con la orden ejecutiva del presidente Obama que ayudaría a las familias inmigrantes, el Congreso colocó cierto lenguaje en las provisiones de patrocinio necesario para mantener funcionando al Department of Homeland Security (DHS), que eliminaría las acciones de reforma migratoria del Presidente.

El senador Donnelly se negó a apoyar esta propuesta de patrocinio para el DHA y eso fue lo correcto. Pero se llegó a un acuerdo político para permitir una propuesta de patrocinio limpia para el DHS, contingente al permitir un voto en una propuesta aparte para sobrepasar las órdenes ejecutivas del Presidente. El senador Donnelly votó a favor, pero la propuesta no estaba ni cerca de los sesenta votos necesarios para avanzar, y falló.

Estamos perplejos con el voto original del senador Donnelly de apoyar a nuestra comunidad, tan sólo seguido de un voto para deportar a miembros contribuyentes de nuestra comunidad, tomando puntos de vista extremos en la estructura política fracturada de nuestro país. Tampoco le ayudó a él, ya que la propuesta no pasó y él estaba nuevamente del lado contrario, votando en contra de nuestra comunidad. Esperamos que se mantenga fiel a los principios que mostró cuando apoyó la propuesta de reforma migratoria sensible que pasó en el Senado en el 2013.

Queremos que la gente en nuestra comunidad trabaje junta. Queremos que vean el hecho que la reforma migratoria es buena para la economía. Vean todos los reportes y estudios, la reforma migratoria beneficiará los empleos, aumentará los salarios y creará crecimiento económico. Lo que es más importante: la reforma mantendrá a las familias unidas. Es lo correcto para tantas personas que han trabajado duro para hacer de nuestra comunidad un mejor lugar.

He tenido el honor de trabajar junto a miembros del Northern Indiana Coalition for Immigration Reform y su apoyo por nuestro trabajo en La Casa de Amistad ha sido restaurador. Es un grupo diverso de ciudadanos que se reúnen, se comprometen y trabajan para que América y nuestra comunidad sean lugares más fuertes. Espero que nuestros políticos hagan lo mismo”.

¡Gracias!

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces