yearsininternet bannerdctos
item2
Inicio

elpuenteeditesp

  • Edición impresa de Abril 5, 2016.

El clamor del pobre

Todos sabemos la historia del pez que después de nadar exhaustivamente por largos días, le preguntó a un pez viejo: “¿Dónde está el océano? Yo sólo escucho a los otros hablar de él pero no se donde está”. El pez viejo replicó: “Está aquí, es todo lo que te rodea y donde vivimos”.

En ese caso ¿por qué no lo veo?, “Porque te rodea, está dentro y fuera de ti. Nacimos en el mar y moriremos en él. Además, tu eres la vida del océano. Cuando nadas revela su presencia. Es por eso que es tan cercano a ti, que se te hace difícil comprender. Pero no te preocupes, está ahí”.

Este relato me vino a la memoria después que un reconocido líder espiritual que sostenía que todas las religiones sobre la tierra han servido a los pobres por miles de años pero la pobreza sigue creciendo. Y él se pregunta a sí mismo: “Qué clase de servicio es ese?”

El argumenta que después de miles de años, la pobreza debería haber desaparecido pero lo que las religiones hacen es alimentarla. El dice que el verdadero servicio sería poder decirle al pobre: “Está siendo explotado y tiene que rebelarse en contra de los intereses creados”.

Los poderosos donan dinero para seguir predicando la sumisión y la esperanza de que hay una vida después de esta mientras siguen explotando a los pobres.

El denuncia que la pobreza es creada por el sistema social, encubierta por la linda palabra “servicio”, la cual ayuda a ocultar una estructura social explotadora.

El maestro espiritual proseguí a decir : “Si estuviera interesado en erradicar la pobreza, combatiría sus raíces. Usted solo trata los síntomas. ¿Cómo va a ayudar al pobre dándole comida y ropa? Lo que hará es mantenerlos en la subsistencia, de manera que el poderoso pueda seguir explotándolos”.

Recuerdo a un ateo quien había escrito en la pared: “Dios no está en ningún lugar”. Cuando su hijo empezó a aprender a leer, tenía dificultad en leer esto, entonces leyó: “Dios está en un lugar”.

El padre dijo: “Si no puedo probar que Dios no está en ningún lugar, lo sensato es respetar la voz de mi hijo”.

El ateo y el el teista son ambos creyentes, pero el agnóstico ante el escándalo del líder espiritual, solo busca la verdad. Ya sea que la encuentre en la voz de un pez viejo o la de un niño.

 

Al leer este escrito pensé si se puede aplicar esta misma reflexión a las campañas políticas presidenciales con sus perennes promesas, alimentando la esperanza de aquellos que piensan que alguien los va a sacar de la pobreza.

 

 

 


 

bottonbannerabajo


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

 

 

 

 

EndFrameDavidV2Rev2

guiacomm

sbt2013

votohispano

danzapeligrosacol1

mouse21

letrasgraficoboton1

MobilizetoVote2014

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
hispanicvotelogo2
botoneditesp1b
smallseleccionado2b
RegisteredVote2
bann2500914b
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces