Inicio

elpuentelocales

  • Edición impresa de Abril 5, 2016.

Plante un poco de algodoncillo, salve a una mariposa

Los científicos que han estado analizando información recolectada sobre las mariposas monarcas recibieron buenas noticias últimamente. Es que había más de ellas pasando el invierno en México, de lo anticipado.

Brice Semmens, profesor asistente del Scripps Institute of Oceanography, asegura que por mucho no han salido del bosque. El explica que el 85 por ciento de la población monarca desapareció, y podría extinguirse en los próximos 10 a 20 años.

Las monarcas dependen del algodoncillo para reproducirse, y Semmens sostiene que nosotros nos hemos vuelto demasiado buenos en erradicar hierbas, lo cual destruye su hábitat.

En ese sentido, afirma que el Midwest juega un papel crucial en la supervivencia de la mariposa monarca. “Si uno revisa donde crece el maíz y donde están las monarcas en términos de densidad, hay una asociación casi perfecta”, afirma Semmens y agrega: “En verdad se trata de esos pisos para cultivar maíz, esa tierra extra fértil del Midwest, y es donde tenemos que regresar el algodoncillo para poder recuperar a las mariposas”. Las monarcas sólo se pueden reproducir o poner huevos sobre el algodoncillo, no otra planta.

Según Semmens, tanto los gobiernos de Estados Unidos como Canadá han reconocido el peligro en que se encuentra la icónica mariposa y están tomando medidas para protegerla. “Si cada persona a quien le importa la monarca plantara un poco de algodoncillo, podría salvarlas”, asevera y sugiere: “Uno solo tiene un jardín, pero si lo hacemos de manera colectiva, eso resultaría en, potencialmente, un gran hábitat para la reproducción de la monarca, incluso en nuestras áreas urbanas”.

Muchas otras especies de insectos consumen al algodoncillo como parte de su fuente principal de alimentación. Aunque se considera una hierba, Semmens apuntó que puede ser bella, y es crucial para la monarca.

“Ellas sólo se pueden reproducir, o poner huevos en el algodoncillo, sobre ninguna otra planta, así que en realidad no importa si uno vive en Maryland o Arkansas, o si vive en Indiana. El algodoncillo es lo que necesitan para poder reproducirse”, explicó.

El algodoncillo común crece hasta seis metros de altura. Tiene hojas grandes y amplias, de unas cuatro a diez pulgadas de largo, que en ocasiones tienen venas rojas. A menudo se encuentra al pie de carretera o en zanjas.

 

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces