Inicio

elpuentenacionales

  • Edición impresa de Abril 5, 2016.

Los investigadores determinan que la naturaleza es la receta que uno necesita

Conforme el clima se calienta y los pájaros cantan y las flores florecen, no olvide apartar un tiempo para disfrutar lo que la Madre Naturaleza tiene para ofrecer. Hay estudios que demuestran que eso lo puede hacer sentir mejor a uno, por dentro y por fuera.

Frances Kuo, directora de Landscape and Human Health Laboratory de la Universidad de Illinois, sostiene que las personas son instintivamente atraídas a los lugares donde vivieron con éxito sus ancestros, pero la obsesión actual con los aparatos electrónicos, la mala planeación urbana y la desaparición del espacio abierto hacen que muchos de nosotros pasemos menos tiempo afuera.

Kuo expresa que es especialmente importante que los niños se expongan al verdor. Uno de los últimos proyectos de investigación encontró que se redujeron los síntomas del déficit de atención e hiperactividad de manera temporal. “También vemos que los niños que pasan tiempo en áreas verdes, generalmente, tienen síntomas más leves”, explicó, y añadió que el tiempo en las afueras surte el mismo efecto en los niños, sin importar el nivel socioeconómico.

En ese sentido, afirmó que los planeadores urbanos deben tener eso en mente al diseñar las áreas de vivienda, particularmente en la vivienda pública. Por eso opina que las calles deben ser adornadas con árboles, pasto, jardines y parques, ya que para algunos niños se trata de la única exposición al exterior.

De acuerdo con la especialista, el estar expuesto a las afueras reduce la furia, la agresividad y la violencia. “Los barrios más verdes tienden a tener lazos sociales más fuertes entre vecinos. Tienen niveles más bajos de delincuencia, incluyendo crímenes violentos, así como delitos contra la propiedad, en parte porque la gente tiende a usar sus espacios al exterior, y eso involucra un tipo de vigilancia informal”, explicó.

Pero la exposición a los espacios verdes va aún más allá. La investigación también liga la exposición a estos lugares con la presencia de: obesidad, algunas enfermedades infecciosas y respiratorias, cáncer, enfermedad cardiovascular, migraña, depresión y ansiedad.

Kuo asegura que, aunque la enfermedad por déficit de naturaleza no es un diagnóstico médico oficial, muchas personas encuentran que pasar más tiempo en la naturaleza los hace sentir mejor.

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces