Inicio

elpuentenewspaper

  • Edición impresa de Abril 19, 2016.

Los bosques y el agua

El consumo responsable, el reciclado de papeles y residuos en general, la plantación de árboles adecuados al entorno elegido, el respeto por los parajes naturales y la educación orientada a lo sostenible debería convertirse en un modo de vida.

Para construir un futuro para todos que sea sostenible y resistente al clima, hay que invertir en los bosques. El compromiso político debe ser real e inmediato en pos de crear políticas inteligentes, para que se hagan cumplir las leyes, existan asociaciones innovadoras y se consiga la financiación necesaria para todo ello, declaró el Secretario General de la ONU.

Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre e intervienen en las más variadas actividades: desde proveer de oxígeno, limpiar el aire, proteger los suelos y dar cobijo y alimento a muchas especies, entre las que se cuenta el ser humano. Son los ecosistemas del planeta más biológicamente diversos, el hogar del 80% de todas las especies de animales, insectos y plantas terrestres. También proveen de refugio, empleo y seguridad a las distintas comunidades que dependen de ellos. Pero a pesar de todos estos beneficios ecológicos, económicos, sociales y de salud, la deforestación global continúa a un ritmo alarmante: 13 millones de hectáreas de bosque se destruyen anualmente.

La deforestación es responsable del 12 al 20 % de la dispersión en la atmosfera de varios gases de efecto invernadero, que contribuyen al empeoramiento del cambio climático.

En relación a los bosques y el agua se recuerda las formas en que los árboles sostienen y protegen al entorno y son parte activa y fundamental de los ecosistemas. Este año se pretende aumentar el conocimiento de cómo los bosques son la clave para el suministro de agua dulce del planeta, que es esencial para la vida de todas las especies.

Casi el 80 por ciento de la población mundial está expuesto a carecer de agua, y la deforestación es uno de los problemas más acuciantes para estas personas, ya que los bosques actúan como filtros naturales del agua. Una adecuada gestión de los recursos hídricos podría mostrar considerables beneficios económicos a las sociedades, si éstas tomaran conciencia de lo importantes que resultan para su sustento y sobrevivencia. Los bosques cumplen un papel crucial en la recuperación de los suelos, ya que sus raíces ayudan a la nitrogenación y oxigenación de la tierra y sus desechos actúan de abono natural para el entorno. El cambio climático está alterando el papel de los bosques y su influencia sobre los flujos de agua, además de afectar mediante el calentamiento global a la disponibilidad de los recursos hídricos de una gran parte del planeta.

El consumo responsable, el reciclado de papeles y residuos, la plantación de árboles adecuados al entorno, el respeto por los parajes naturales y la educación orientada a lo sostenible es una forma de ayudar a la supervivencia de nuestros bosques y una tarea diaria que debería convertirse en un modo de vida.

 

 


 

I Inicio I Locales I Internacionales I Nacionales I Columnas I Entretenimiento I Deportes I Clasificados I Publicidad I Escríbanos I Conózcanos I English Section I Advertise I Contact us I Archivo I Enlaces I

 

El Puente, LLC. ©

Locales
Internacionales
Nacionales
Columnas
Entretenimiento
Deportes
Clasificados
Conózcanos
Escríbanos
Publicidad
English Section
Advertise
Contact us
Archivo
Enlaces
Inicio Locales Internacionales Nacionales Columnas Entretenimiento Deportes Clasificados Conózcanos Escríbanos Publicidad English Section Advertise Contact us Archivo Enlaces