Mariposas

En tu aposento tienes,
en urna frágil,
clavadas mariposas
que si brillante
rayo de sol las toca,
parecen nácares
o pedazos de cielo,
cielos de tarde,
o brillos opalinos
de alas suaves;
y allí están las azules
hijas del aire
fijas y para siempre,
las alas peregrinas,
de ignotos valles
que como los deseos
de tu alma amante
a la aurora parecen
resucitarse,
cuando de tus ventanas
las hojas abres
y da el sol en tus ojos
y en los cristales.

José Asunción Silva • Colombiano

 

Canto de primavera

En la casa de las pinturas
comienza a cantar,
ensaya el canto,
derrama flores,
alegra el canto.
 
Resuena el canto,
los cascabeles se hacen oir,
a ellos responden
nuestras sonajas floridas.
Derrama flores,
alegra el canto.
 
Sobre las flores canta
el hermoso faisán,
su canto despliega
en el interior de la aguas.
A él responden
varios pajaros rojos,
el hermoso pájaro rojo
bellamente canta.
 
Libro de pinturas es tu corazón,
has venido a cantar.