EU extiende el TPS a centroamericanos

El gobierno de Estados Unidos extendió por otros 12 meses el llamado Estado de Protección Temporal (TPS) para los ciudadanos de Honduras y Nicaragua, dos de las naciones devastadas por el huracán Mitch en 1998.

El TPS se vencía el 5 de julio de este año, pero la decisión del Departamento de Justicia lo extiende hasta el 5 de julio de 2003. La extensión beneficia a 105 mil hondureños y a más de cinco mil nicaragüenses. Cabe enfatizar que la extensión no se aplica a hondureños y nicaragüenses que ingresaron a EU después del 30 de diciembre de 1998. Sólo ampara a los nacionales de ambos países que han residido continuamente en este país desde el 30 de diciembre de 1998 y que han estado presentes en EU desde el 5 de enero de 1999.

El TPS es un mecanismo empleado para permitir que ciudadanos de países afectados por guerras civiles o desastres naturales y que viven como indocumentados en EU, permanezcan en el país y puedan trabajar sin correr el riesgo de ser deportados.

Tanto Honduras como Nicaragua siempre han insistido en que la mejor ayuda que puede darles EU es permitir que sus ciudadanos permanezcan en este país trabajando y puedan seguir enviando a sus familiares las remesas necesarias para la reconstrucción de ambas naciones.

 

Cámara restituye las estampillas de comida

La Cámara de Representantes restituyó las estampillas o cupones de alimentos para los inmigrantes legales que hayan vivido por cinco años en Estados Unidos. La restitución formó parte de un plan de gastos conciliado para el Departamento de Agricultura por los próximos seis años.

La votación final fue 280 sobre 141 para dar luz verde al llamado proyecto de Seguridad Agrícola que ahora pasa al Senado, que seguramente la aprobará. El presidente George W. Bush dijo que lo firmará de inmediato, a pesar de que en la negociación la Casa Blanca no obtuvo muchos logros. El proyecto de ley establece que los residentes legales que hayan vivido en el

país por cinco años o más serán elegibles para recibir estampillas de alimentos. La reforma de la Asistencia Pública de 1996 establecía que los inmigrantes legales que ingresaron al país después de 1996 no podían recibir estampillas, salvo ciertas excepciones.