PUERTO RICO La Armada por fin abandona Vieques

La Armada estadounidense entregó la semana pasada seis mil hectáreas de tierra al este de la isla de Vieques a las autoridades federales, aunque los activistas ya preparan su próximo frente para continuar reclamando la propiedad del terreno.

Con la partida de la Armada se acaban casi 60 años de operaciones navales en la base que tenían en este lugar. Tras la entrega, la zona será sometida a un minucioso proceso de limpieza y desintoxicación para ser convertida en un refugio de fauna y flora.

“Estamos hoy aquí para marcar el comienzo de una nueva era de paz y prosperidad para Vieques”, dijo la gobernadora Sila Calderón, en medio de una serie de aplausos. “Es un momento de gran alegría al haber logrado nuestro sueño”.

Sin embargo, un grupo de puertorriqueños descontentos con el futuro del terreno hicieron un llamado para una invasion masiva de la zona una vez se concluya la entrega. Los grupos señalan que las invasiones continuarán hasta que logren las tierras.

El motivo de su inconformismo es que al anunciar la retirada de la Marina de Vieques, el presidente George W. Bush transfirió esa tierra al Servicio de Fauna y Flora y Peces de Estados Unidos (SFFP) para crear el refugio de vida silvestre más grande de Puerto Rico.

En 1940, Estados Unidos compró 10 mil hectáreas, unos dos tercios de la isla, para construir una zona donde se pudieran lanzar bombardeos, los cuales forzaron a familias y a granjeros a abandonar la zona sin recibir mucha compensación.

Sin embargo, la marcha de la Marina no está exenta de consecuencias negativas. Este mes, la entidad anunció que iba a despedir a la mitad de sus 6,300 empleados en la Estación Naval de Roosevelt en la isla de Puerto Rico.

Los críticos de la medida dicen que ha sido un acto de venganza. La base es uno de los mayores empleadores de la isla e inyecta unos 300 millones de dólares anuales en la economía.