Los pueblos tienen lecciones históricas que aprender. Hoy en día cuando la guerra en Irak continúa, es tiempo de revisar la historia de la guerra de Viet-Nam.

Hace Treinta años terminó la guerra de Viet-nam y en la actualidad el pueblo vietnamita ha hecho una gran celebración de su victoria. En el lapso de estos treinta años, ellos han podido reconstruir el país y ahora miran el presente y el futuro con esperanza y optimismo.

Treinta años después, Estados Unidos se ha embarcado en otra guerra. Como en el caso de Viet-Nam, cada día más ciudadanos estadinenses mueren aunque son muchos más los Irakíes que mueren sin ser mencionados. Su tierra, sus ciudades y su gente están seriamente afectados.

Sin embargo, como los vietnaitas, el pueblo de Irak no desea a los soldados extranjeros en su territorio.

¿Cómo se puede silenciar a un pueblo? ¿Cómo se puede borrar su resentimiento? ¿Pidieron ellos la intervención y presencia de otros en su tierra?

Durante la Guerra del Viet Nam, al pueblo de los Estados Unidos se le dijo muchas veces que la guerra pronto terminaría, que la Victoria estaba asegurada. Mientras esto ocurría, la gente en la nación y alrededor del mundo protestaba y el gobierno continuaba desoyendo su mandato de parar la guerra.

¿Cuántos hogares se vieron afligidos por la guerra? ¿Cuántos volvieron y no pudieron acoplarse a esta sociedad, después de haber sido parte de tantas atrocidades? ¿ Y por qué se vio el país inundado de drogas siendo este el comienzo de un amplio uso de las drogas en todo el territorio nacional?

Durante la Guerra de Viet Nam los medios de comunicación repetían a la gente historias de pueblos que recibían con los brazos abiertos a los extranjeros. Pero si era así, por qué a muchos se les emboscaba?

Y hoy en día, por qué no ha cambiado la violencia y situación de guerra en Irak? ¿Están ellos contentos con la presencia de EU en su territorio? Y si están contentos, entonces por qué continúan las bombas y las muertes?

Muchos ciudadanos de los Estados Unidos han declarado su desacuerdo con la guerra. También han expresado su descontento por el estado de la economía y han declarado repetidamente su desacuerdo con el presupuesto invertido en esta guerra, que favorece solamente a los militares y aumenta el déficit nacional.

Y Éles están escuchando? Existe alguna forma de chequear lo que la administración hace entre elecciones, o tienen ellos el derecho a hacer lo que quieran, una vez son elegidos?

Creo que no se ha enseñado historia en las escuelas, o no hemos reflexionado sobre los eventos del pasado.

La violencia y muerte no hacen buenos amigos, o asociados de larga data; por el contrario, multiplica los enemigos. Por cada Irakí muerto, muchos más levantarán sus voces y sus armas en contra del opresor.

Tal vez es tiempo de reflexionar sobre la historia y el efecto que la violencia tiene sobre otros, y es tiempo de cambiar lo que hacemos antes que nuestros hijos y nietos tengan que pagar las consecuencias del odio acumulado en todas partes.