Hace 30 años terminó la guerra de Vietnam

Vietnam celebró el pasado sábado el 30 aniversario de la toma de Saigón, ciudad rebautizada con el nombre de Ho Chi Minh, una campaña que supuso la capitulación estadounidense y el triunfo de este país.

Actualmente, la ciudad de Ho Chi Minh se ha convertido en la capital económica de este país, que mantiene desde hace varios años un ritmo de crecimiento económico de 7 por ciento.

El 30 de abril de 1975 un tanque nor-vietnamita ingresó en el palacio presidencial del régimen sur-vietnamita, apoyado por Estados Unidos, poniendo fin a más de 10 años de conflicto.

El general Duong Van Minh, apodado “Big Minh”, que había sido nombrado presidente de Vietnam del Sur dos días antes, admitió la derrota de su bando y aceptó la capitulación.

Los soldados sur-vietnamitas vencidos se dirigieron al centro de la ciudad, prácticamente desierta, donde abandonaron sus armas y uniformes.

Pocas horas después, los últimos soldados estadounidenses abandonaban la ciudad en helicóptero desde el tejado de su embajada.

Esa escena, inmortalizada en fotos e imágenes de televisión, supuso una de las derrotas más importantes del ejército de Estados Unidos en la historia de la guerra fría.

Hoy Ho Chi Minh es una ciudad que, bajo el régimen comunista, se erige como el principal núcleo económico del país, especialmente en el sector privado.

Con siete millones de habitantes, que representan 8,6 por ciento de la población total del país, la capital económica de Vietnam produce 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y 40 por ciento de las exportaciones y de la producción industrial.

El ingreso de los habitantes de la ciudad es de unos 1.800 dólares anuales, cuatro veces más que la media nacional.

En este marco de efervescencia económica, la ciudad prepara las ceremonias para conmemorar la victoria del PCV, que en el terreno político mantiene una mano de hierro en todo Vietnam.

“Las ceremonias están destinadas a reavivar el patriotismo y el orgullo nacional de los vietnamitas, particularmente de las jóvenes generaciones”, explica Luu Van Kien, miembro del comité de organización del ministerio de Cultura.

Sin embargo, las conmemoraciones, que se iniciaron el mes de marzo, tendrán una vertiente sobre todo económica, lejos de las alusiones a los vencedores y vencidos, como demuestra el lema oficial de las celebraciones: “Saigón-Ho Chi Minh, 30 años de construcción y desarrollo”.

La guerra de Vietnam (1964-1975) dejó más de 58.000 muertos en las filas estadounidenses y tres millones de bajas vietnamitas, y causó heridas físicas, emocionales o mentales a otros 340.000.

En total, la guerra le costó a Estados Unidos unos 150.000 millones de dólares.

Por una coincidencia dolorosa, el 30 aniversario del final de la guerra de Vietnam ha coincidido con la decisión del Pentágono de divulgar, por primera vez, cientos de fotografías de los ataúdes de soldados muertos en Irak. Féretros que retornan a Estados Unidos cubiertos con la bandera de las barras y las estrellas.